“Se puede vivir de lo que quieras si pones ganas, trabajo y pasión”

EN CORTO:

“Preferimos lo bello y elaborado que lo esquematizado que nos haga pensar”

“Soy historiadora y no jueza y no me importa lo bueno o lo malo que hayan sido los artistas en su vida, lo que me importa es su talento artístico y lo que han aportado a la historia del arte”

Entrevista a Sara Rubayo, autora del libro ‘Te gusta el arte aunque no lo sepas’

Sara Rubayo (Madrid, 1983) va como su carrera profesional, a toda velocidad. Casi cuesta seguirla durante la entrevista en la que, sin decir ninguna vaguedad, alcanza picos de locuacidad que a una la dejan exhausta. Luego, sobre el teclado, todo se posa y se tiñe de vitalidad y por supuesto, de color rosa. Como ese pelo tan característico que, aunque parezca una idea mainstream acorde con los seguidores con los que cuenta, lleva desde los catorce años. Mucho antes de convertirse en todo un referente en el conocimiento del mundo del arte traducido al lenguaje de la calle. Esta historiadora del arte asegura que “el arte es la manifestación más democrática que hay” y así lo hace saber desde las RRSS, colaboraciones en programas radiofónicos como, “Carne Cruda” o “El Condensador de Fluzo” en la 2 de RTVE, y ahora, con la publicación del libro “Te gusta el arte, aunque no lo sepas” (Editorial Planeta, 2022) una visión de la historia del arte muy peculiar en la que descubrirás que, efectivamente y aunque todavía no lo sepas, te gusta el arte. Un encuentro íntimo y evocador con una historia que también es la nuestra, aunque a veces no la entendamos, y otras muchas, no nos paremos a intentarlo. Pasen y lean.  

“Te gusta el arte, aunque no lo sepas”, ¿Por qué está tan segura?

Porque nos representa, porque a todo el mundo le gusta un chascarrillo, saber más que el vecino de al lado y a todo el mundo le gusta el arte; sino para decorar su casa, en algún momento para ir a un museo para ver la obra clásica de turno pero sobre todo, porque el arte, es el reflejo de nuestra vivencia, de nuestra historia, de nosotros mismos. Raro será que no encuentres a un artista o a un estilo con el que realmente no te sientas identificada y te represente.

Y tal como está el mundo ahora, ¿qué nos representa?

A mí me encanta que la gente diga: ¡ay! Es que el arte contemporáneo es vacío, banal, muy caro, no dice nada…, y yo le digo: ¿y tú sabes que el arte representa al periodo al que pertenece? ¡háztelo mirar!

Arranca su libro con el epígrafe: “Contexto, Contexto, Contexto”, ¿cuál fue el suyo a la hora de decidirse por escribir este libro?

Pues porque realmente a mí me hacía falta una especie de manual, cortito, con unas pequeñas claves para acercarle a la gente normal el arte. La gente tiene una especia de desafección con el arte y la cultura en general. Visitan el museo para ir a ver la pieza famosa de turno, o para hacerse la foto y dejan fuera una historia del arte absolutamente maravillosa de artistas menos conocidos e incluso a las mujeres artistas, y me hacía falta eso. Me hacía falta una visión paritaria y que no acabara en los años 80 como en todos los manuales. Yo me arrastro hasta el día de hoy, al arte que va mucho más allá de lo banal, insulso y caro. Hay artistas maravillosos que no salen todos los días en las noticias con ventas récord o exponiendo en ARCO, y sin embargo hacen unas obras increíbles, muy dignas, con una gran trayectoria histórico-artística que merecen ser conocidos.

Dígame tres nombres…

Pues me gusta mucho Peca Art, Felipe Pantone, o Belín…, es que hay tantos…, hay tantos artistas en activo que hacen cosas impresionantes que la gente debería conocer, ¡y solo tienen que abrir las redes sociales! Porque hoy en días las RRSS están funcionando como galerías abiertas 24/7 y la gente los utiliza como sus portfolios, sus galerías personales, y hay obras de arte para todos los gustos realizadas con la tecnología más puntera, o con las técnicas más tradicionales, porque sigue existiendo escultores a mármol y también que pintan al óleo. Para todos los gustos.

¿Qué importancia tiene la estética a la hora de hacerse ‘oír’ en una materia que, hasta ahora, no había salido de ese espacio de confort de aulas, universidades, museos…? Porque la suya esa una estética rompedora e inusual…

Supongo que tiene mucha importancia y si no que se lo pregunten a cualquier artista dentro de la historia del arte, ¿no? Y más ahora que vivimos en una sociedad tan visual, tan de impacto, emoji, donde transmitir una marca reconocible en un instante con un solo color, letra e incluso olor. Yo siempre he sido así de extravagante. Llevo el pelo fucsia desde los 14 años, para mí no es novedad, pero si es verdad que cuando empecé a hacer oír la historia del arte, la gente como poco se sorprendía porque no me veían con una chaqueta con coderas o utilizar gafas. Ahora ya no, pero al principio daba cierta desconfianza porque es una imagen diferente de lo que estamos acostumbrados.

Hablando de RRSS, ¿Qué fue lo más difícil para ti a la hora de comenzar a hablar de arte en youtube?

El hacerlo yo sola; el ser mi propia guionista, la actriz principal, edición, promoción, maquilladora…, ¡era agotador! yo sabía que mi nicho no iba a tener el alcance de un videojuego por supuesto, sabía que iba a ser más reducido, pero no me importaba porque realmente estaba haciendo algo que me gustaba mucho, pero si es verdad que youtube es mucho trabajo para una única persona. Es una escuela dura y luego la plataforma es bastante tóxica en sí misma pero ya está superado. Ahora estoy muy contenta del trabajo que hice en su día y de aquellos polvos esos lodos, ¡ahora tengo un libro maravilloso!  

¿Por qué, como asegura en esta obra, tratamos y juzgamos el pasado con las reglas morales del presente?

Porque somos muy vagos por naturaleza. Porque en el ejercicio de analizar la historia hay que conocer sus reglas y estudiar; pero como somos tan vagos y nos conviene; somos muy interesados en ciertos aspectos y nos gusta descontextualizar, por eso mi necesidad absoluta de comenzar el libro con un capítulo dedicado al contexto, que es fundamental para todo porque es lo que te da las pistas del cómo, qué, para qué…, de las cosas. Estamos tan acostumbrados a hacer ese análisis desde aquí, desde el siglo XX y juzgar sin motivo. Soy historiadora y no jueza y no me importa lo bueno o lo malo que hayan sido los artistas en su vida, lo que me importa es su talento artístico y lo que han aportado a la historia del arte. 

Del arte del románico, el sacrificio de la belleza en pro del mensaje que según asegura, “era tan avanzado y complejo que no se volverá a dar hasta las vanguardias del siglo XX”, ¿Por qué pasó eso?

Porque había otros intereses. Fundamentalmente interesaba plasmar la belleza. Había mucha obsesión por alcanzar y plasmar la belleza hasta límites insospechados; de hecho, nos sigue gustando la belleza, pero nos cuesta más lo esquemático, pero como te decía, como somos tan vagos nos gusta ver una obra y entenderla al instante. Preferimos lo bello y elaborado que lo esquematizado que nos haga pensar.

Cada vez hay más programas de divulgación artística, científica…, y cada vez hay más adolescentes que tienen como referente a divulgadores, ¿a qué cree que es debido este ‘boom’?

Pues porque desde las academias, tanto científicas como de humanidades, se ha pretendido siempre dar un aire de élite, de dificultad y tecnicismo que es necesario, por un lado, porque está coartando el mensaje con cierto público entonces, si el mensaje no se está transmitiendo correctamente y hay que explicarlo evidentemente, ¡no funciona ese tipo de mensaje! La sociedad ha cambiado, se comunica de manera distinta. Ahora utilizamos las RRSS, el móvil, ¿por qué las escuelas no han cambiado su metodología, cuando el resto del mundo sí? Es absurdo, entonces de alguna manera, en RRSS les hemos adelantado por la derecha; menos mal que ya no nos ven como enemigos sino como tremendos aliados.

De todas las personas que se acercan a ti para entender sobre arte, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención? ¿qué es lo que más le preguntan?

A mi sorprende muchísimo como he llegado hasta aquí, ¡eso para empezar! Porque como te decía al principio sabía que mi nicho era muy reducido e iba a interesar a muy poca gente, y ahora se ha convertido en algo más global. El movimiento de divulgación ha ido creciendo a todos los niveles y ahora tenemos programas divulgativos como “El Condensador de Fluzo” u “Órbita Laika”. Gracias a que un día me puse delante de una cámara para traducir lo que yo aprendía en la facultad, en un lenguaje que utilizaba habitualmente, he conseguido que gente me diga que gracias a mi ha vuelto a pintar, a aprobado una oposición o que se encuentra más unida a su padre por ese amor al arte…, eso te llena el alma y te hace seguir adelante, ¡siempre!

¿Qué es lo siguiente?

Fundamentalmente darle en la boca a todo el mundo que me dijo que no podría vivir de la historia del arte. Se puede vivir de la Historia del Arte. Se puede vivir de lo que quieras si pones ganas, trabajo y pasión.

Facebook
Twitter
LinkedIn
M. Isabel Rodríguez Palop

M. Isabel Rodríguez Palop

Una apasionada del Flamenco.

Relacionados

Post's relacionados

“Yo aún no he despegado”

EN CORTO: “Lo más meteórico ha sido dar este paso como guitarrista en solitario porque soy una persona muy tímida y vergonzosa” “La preparación tiene

“El flamenco me cura y me salva”

EN CORTO: “Siempre digo que el escenario es un gran chivato de lo que es realmente nuestra personalidad” “En Extremadura hay un “metal” identitario y