“Esto es música hecha con un acento flamenco”

En corto:

“Los artistas en general tenemos un compromiso con la humanidad, que es el de crear, hacer arte para despertar y hacer vibrar a las personas”

“Lo importante es que mueva el corazón del público, que se muevan en el asiento, y que lo pueda disfrutar”

“He bebido del pasado, soy yo en presente y miro y proyecto hacia el futuro”

Entrevista a Sergio de Lope, Flautista y Saxofonista Flamenco

Sergio de Lope (Priego de Córdoba, Córdoba,1985) es un artista de directo. Se nutre de la emoción del público, de la energía de su banda y sobre el escenario se convierte en un ‘Ser de Luz’ (Andart Producciones Culturales, 2021) que es como se llama su último trabajo “sin etiquetas”. Ultimo proyecto de una de las grandes figuras jóvenes de la actualidad del flamenco. Flamenco-jazz que llevan a las tarantas, los garrotines, o nanas por otros derroteros con un directo muy fresco y enérgico que llega a todos los públicos. Musicalmente, es un cruce permanente entre flamenco clásico y neo, en el que códigos de jazz se mezclan libres con otras músicas del mundo. El grupo parte a la búsqueda de la memoria sonora e inspirándose en maestros flamencos, se pasea por distintos legados musicales a través de la historia. Sergio de Lope, flautista y solista, rodeado de su banda, revienta los códigos flamencos tradicionales y juega con ellos con libertad. Juntos, realizan una deconstrucción del cante, algo muy al gusto de Sergio de Lope que sigue apostando por la impureza del flamenco, por la fusión de sus orígenes y visto lo visto, su evolución y permanente construcción. Un ‘ser de luz’ para un panorama musical ávido de directos, frescura y nuevos sonidos. Pasen y lean.

¿Por qué le gustan tanto los proyectos ‘sin etiquetas’?

Porque la etiqueta al final es una forma de juzgar y veo tan difícil juzgar a la música y menos a las personas que la hacen…, porque las circunstancias de cada uno son algo tan personal y que normalmente se desconoce tanto que ¿por qué poner una etiqueta que pueda llevar a no ser comprendido?

¿Lo ha sufrido?

Bueno, yo creo que todos lo hemos sufrimos, y no solo en el ámbito de la música. Hubo algún periodista que vio el proceso creativo en directo pero no vio el resultado final y cuando así lo hizo, ¡fue súper positiva la pregunta! me dijo: Oye, esto flamenco-Jazz no es, ¿esto qué es? Y le dije: ¡no sé! Esto es música hecha con un acento flamenco. Pero música; música que está abierta a toda la música del mundo, la que yo inconscientemente tengo dentro. La que he escuchado, la que me llama y la que me sale.

Este trabajo, se publica ahora después de haber hecho una gira previa en teatros, escenarios. ¿Por qué lo ha hecho a la inversa?

No es que lo haya hecho exactamente a la inversa, sino de forma complementaria. Yo hice una gira para preparar la producción de los temas en directo y después ya meterme en el estudio, ¿para qué? Para que los temas llegarán mucho, mucho más maduros al estudio. Y vamos, yo del resultado final estoy muy, muy, muy contento, la verdad, porque los temas tienen mucha vida y tienen la vida que, hemos vivido nosotros encima del escenario, creándolo, viviéndolo y desarrollándolo. Y yo creo que el público final lo agradece.

¿Por qué ‘Ser de Luz’?

Creo y pienso que está viendo un despertar de la conciencia a nivel social, ¿no? Creo que cada vez somos más conscientes de que somos energía, que somos vibración, ¡la música es vibración! Los artistas en general tenemos un compromiso con la humanidad, que es el de crear, hacer arte para despertar y hacer vibrar a las personas. Y eso, ¿cómo se traduce? en su felicidad, en que te levantes al día siguiente tras un concierto más contento; y cuanto más feliz y más contenta esté la gente pues la vibración será más alta, ¿no? Y cuando está así, en general, todo brilla en armonía.

¿Qué artista serían para usted auténticos ‘seres de luz’ en el flamenco?

Enrique Morente para mí es uno de ellos, sin lugar a duda. Jorge Pardo, como iniciador de la flauta en el flamenco de la mano de Paco de Lucía, también. Después hay otros artistas que me emocionan, y que me llegan como por ejemplo una cantante israelí que se llama Mor Karbasi u otro cantante argentino que se llama Nahuel Pennisi, ciego y que toca la guitarra de una manera muy peculiar. Él es otro ángel. Tiene algo en la garganta que le hace súper especial. Son artistas que emocionan a través de su música, ¡que me llenan de buen rollo!

¿Cómo se consigue llevar a los garrotines, tarantas ‘por otros derroteros’?

Pues haciendo música de una manera natural y sin calzador. Melodías que se entiendan y que, aunque haya una elaboración y una investigación profunda, desde el punto de vista musical y sea una música bastante elaborada, no por ello tiene que estar encontrada con el gran público. Yo considero que este disco lo entiende todo el mundo, y bueno, el que sea más letrado en el tema musical le podrá sacar un jugo diferente que al que sea totalmente profano. Lo importante es que mueva el corazón del público, que se muevan en el asiento, y que lo pueda disfrutar. Para eso yo soy muy concienzudo. Cuando creo música no la creo para mí, ni para mis amigos, sino para todo el mundo porque creo que al final para eso estoy aquí, ¿no? para crear para todas las personas. Y recalco, que el hecho de que sea música elaborada no es algo que no funcione con el gran público; la cuestión es que el mensaje llegue y que le llegue la música; la experiencia que estoy teniendo es que cuando está recibiendo la gente la música les está gustando mucho, y se están quedando sorprendidos.

Lo que usted hace con la música puede llamarse, ¿deconstruir para seguir construyendo?

Sí, pero es que tampoco lo inventado yo, sino que el flamenco ya es una deconstrucción de lo construido. El flamenco tradicional, ¿eh? Que es el que nace de otra deconstrucción. El flamenco viene de la deconstrucción de algo previo que ya existía. Hay casos obvios como los cantes de ida y vuelta que son ‘de vuelta’ directamente y que se aflamencaron y se quedaron como un palo más del flamenco.

¿Qué queda del ganador del Filón al mejor instrumentista en el Festival de las Minas?

Queda todo. Soy de la opinión de que las personas cambian y que cada día que amanecemos hay que dar gracias porque nacemos de nuevo y tenemos una oportunidad de continuar algo o de cambiarlo o de transformarlo, y empezar otra etapa cada día que sale el sol. Hay una letra que dice: hay miles de amaneceres en un solo amanecer. El amanecer algo, tan particular de cada persona y de las circunstancias, y el cambio es algo bueno y natural. Lo que pasa es que es verdad que a veces señalamos a la gente que cambia como sorprendidos. ¡Normal que haya cambiado! ahora soy yo en el presente porque otra de las cosas que nos pasan es que nos empeñamos en mirar atrás o p,lante, pero pocas veces nos paramos de verdad a decir: ¿qué soy yo? Soy esto. En presente. He bebido del pasado, soy yo en presente y miro y proyecto hacia el futuro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
M. Isabel Rodríguez Palop

M. Isabel Rodríguez Palop

Una apasionada del Flamenco.

Relacionados

Post's relacionados

SailRacer – text spy app

When I initially decided to try for free demo casino slot machines online, I was a little worried that I could end up with a