Entrevista a David Palomar, cantaor

Si con la verdad se va a todos lados, poco habrá que reprocharle a David Palomar (Cádiz, 1977) el evidente cambio de registro en su nuevo trabajo. “La Verdad” su nuevo single producido por Riki Rivera, es el primer encuentro (para los más ortodoxos, desencuentro) con un Palomar que denuncia el evidente cambio climático, reivindica su propio camino, y apuesta por la imagen, sin desatender una excelente calidad musical en esta nueva etapa. Denuncias medioambientales aparte, David Palomar ‘pone pie en pared’ y recorre su propio camino, no sin dejar claro su evidente malestar con un mundo, el del flamenco, que ‘roza la mediocridad’. Y así, el que será el próximo 22 de febrero pregonero de los Carnavales de Cádiz, se ‘lanza al ruedo artístico’, con la muleta de su verdad, el traje de luces del que sigue sintiéndose flamenco y brillando en Festivales hondos (el 15 de febrero estará en el Festival de Valdepeñas), y del que sabe lo que canta y sobre todo, lo que no quiere cantar. Con esa libertad de mar y sal de su voz gaditana, David Palomar arranca nuevo proyecto. Guste más o guste menos esta nueva aventura, lo que es innegable es la valentía. Y esa, hay que premiarla siempre. Pasen y lean.  

‘Creo que el flamenco merece un cambio en todos los aspectos’

La tradición debe seguir, pero lo que está alrededor tiene que cambiar, porque es desesperante. Se está rozando la mediocridad.

Esto no significa que yo no siga siendo un cantaor gaditano, un flamenco tradicional de Cádiz. Yo voy a seguir haciendo cante tradicional, no voy a dejar de hacerlo.

Quiero seguir siendo consecuente con mis sentimientos, no mentirme y no hacer cosas que en este momento no siento.

¿Cual es la verdad de David Palomar en esta nueva etapa?

‘La verdad’, este primer single al que hacemos referencia, está claro que no podemos definirla nosotros (David Palomar y el productor Riki Rivera, junto a otros colaboradores), eso, lo tiene que hacer el público. Éste es el que tiene que distinguir si lo que hacemos es verdad o no. Creo que lo importante es el nivel de transmisión que tenga un trabajo; si es así, es más verdad que la de un artista que transmita poco.

¿Y cómo está reaccionando ese público?

Creo que a la gente le ha llegado porque la letra de este single habla de la problemática en la que, por desgracia, estamos inmersos con el cambio climático; en todo lo que está pasándole al planeta. Creo que al menos somos conscientes y nos duele, parece que nos duele más. Yo creo que a la gente la canción le ha gustado. Tiene un punto Palomar, con una calidad musical que se puede palpar. Se nota otro punto, otros caminos.

¿Tiene miedo a la crítica?

No, yo creo que ya está todo hecho. Este trabajo es evidente que lleva impreso mi personalidad, porque me veo y me oigo ‘muy yo’. No me veo para nada impostado. Hombre, si de pronto hiciera música tipo más pop como Manuel Carrasco, o el estilo de Pablo Alborán sería el primero en decir que estoy dando un volantazo…, pero ante la crítica, no siento miedo, incluso la respeto. Esto no significa que yo no siga siendo un cantaor gaditano, un flamenco tradicional de Cádiz. Yo voy a seguir haciendo cante tradicional, no voy a dejar de hacerlo. 

Este single, ¿es una especie de catarsis?

Es una necesidad de contar cosas y el que me conoce desde siempre, sabe que yo soy capaz de hacer esto y otras cosas; pero también es cierto que el público que te quiere, te cataloga, te etiqueta…, mi lucha en el arte siempre ha sido ser libre. He hecho lo que me ha parecido en cada momento. No me ata ninguna discográfica. Quiero seguir siendo consecuente con mis sentimientos, no mentirme y no hacer cosas que en este momento no siento. 

¿Qué le ha pasado?, ¿qué pasa?

Yo no tengo ningún problema con nadie, ni con el mundo del flamenco que ante todo amo; pero también es verdad que el artista que es artista, no quiere tener un estilo toda su vida, le gusta crear libre y hay veces, que uno, para contar cosas, tiene que salir de su zona de confort porque si no es imposible crear cosas. El flamenco es un mundo bellísimo con una tradición preciosa, pero es complicado extenderse en contar cosas con estructuras limitadas. Hay que explorar otros mundos por una necesidad artística, y no es que esté mosqueado con gente: estoy mosqueado con el flamenco. El flamenco necesita una renovación en Festivales, Peñas que llevan muchos años, décadas haciendo las cosas iguales, y el flamenco merece un cambio. Hay que cambiar los sonidos la estética, la forma de proyectarlo. Creo que el flamenco merece un cambio en todos los aspectos. Ya no estamos en la ópera flamenca, en la época del café de Silverio Franconetti. La tradición debe seguir, pero lo que está alrededor tiene que cambiar, porque es desesperante. Se está rozando la mediocridad. Desde luego que este es mi punto de vista, pero todo el mundo tiene que evolucionar. Hay que ser capaz de sacar los pies del tiesto. Hay que llegar a otros sitios. 

Y en esa mediocridad que vive el flamenco, ¿quién tiene más culpa?, ¿los cargos públicos que aceptan organizar Festivales, Concursos sin haber escuchado flamenco en su vida?, ¿o los artistas que se creen que lo son tras aprender con dos videos de youtube?

¡La culpa la tienen todos! Manager, ayuntamientos, diputaciones…, porque, ¡no solo es dinero! Todo tiene que tener un filtro de calidad y tenemos que cuidar los detalles. Los Festivales, los espectáculos en países como Japón, USA y otros lugares se están haciendo muy bien, y yo creo que llegan aquí y pienso que pueden quedarse bastante desencantados…,¡las cosas se tienen que hacer bien! No puede llegar un artista a un Festival y tenerse que cambiarse en el baño de una Peña o en el comedor de un colegio…, las cosas hay que cuidarlas. Así que, la verdad, yo ahora voy a aprovechar mi tiempo para hacer cosas que le llegue a la gente

Y el próximo 22 de febrero, Pregonero del Carnaval de Cádiz, ¡qué responsabilidad!

Si, si, y ¡mira como me ha llegado!, ¡sin esperarlo! aunque sea una paliza estos meses, estoy muy feliz, es un auténtico privilegio

¿Qué es lo siguiente?

Todo esto es muy emocionante, me tiene muy motivado. A lo largo de todo este año el disco va a ir desgranándose. Cada tres meses sacaré un single, un videoclip diferente. El próximo tema habla de la violencia de género, además desde una visión muy personal porque ahonda en varios puntos de la cultura andaluza. Este video va a ser incluso más impactante que el de ‘La Verdad’. 

Le está dando muchísima importancia a todo lo visual en esta nueva etapa… 

Creo que estamos en un momento en el que la gente joven lo que consume es lo inmediato. Si tú haces algo visual y llama la atención los primeros 15 segundos, cuando captas la atención desde el principio…, yo creo que la imagen tiene más fuerza que el audio…, siendo éste también de calidad, claro. La inversión económica es mayor pero creo que también el retorno es mayor también.

Este nuevo camino es quizás el que comenzó a transitar Miguel Poveda, ¿no cree?

Creo que Poveda, lo que está haciendo, es hacer lo que le place. De repente hace un disco de flamenco, luego se pone a hacer poemas y canto para la libertad, ahora otros temas más ochentenos…, y me parece estupendo; aunque hay que hacer justicia y reconocerle al maestro Enrique Morente que fuera el primero. Yo creo que incluso fue más revolucionario que Camarón…; hay un camino para quien lo quiera leer. Cada uno tiene que saber leer su camino y además, debemos comprometernos. Hay muy poco compromiso en el flamenco;  con esas letras que no reflejan la realidad, con ese estancamiento literario…

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
M. Isabel Rodríguez Palop

M. Isabel Rodríguez Palop

Una apasionada del Flamenco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionados

Post's relacionados

Entrevista a José Galán

EN CORTO: “He conseguido que llevaran mi espectáculo por la calidad y no por los artistas que llevaba…” “Tú no puedes subir a una persona