“No programo flamenco por cuotas sino por artistas”

EN CORTO:

“…, comprende que yo no puedo dedicar una Suma Flamenca exclusivamente de Extremadura, eso lo tenéis que hacer vosotros allí”

 “Cuando uno trabaja haciendo programación de flamenco tiene que conocer el cante hondo”

“‘Morente Siempre’ fue como una isla en medio de la pandemia”

Entrevista a Antonio Benamargo

“Si recordamos a los viejos maestros del Flamenco de la provincia de Cádiz hay que remontarse al mítico cantaor Tío Luis el de la Juliana del que dicen que era “aguaor” y que nació en Jerez allá por el año 1752, El Planeta nacido en Cádiz en 1790, primer gran patricarca del cante flamenco y citado por el escritor malagueño Serafín Estébanez Calderón en “Una fiesta en Triana” junto a un joven acompañante llamado El Fillo, gran cantaor de Puerto Real que era 30 años más joven que El Planeta. Ya en el siglo XIX hay que acordarse de Tomás el Nitri, cantaor de El Puerto de Santa María y poseedor de la 1ª Llave de Oro del Cante, y de Cádiz capital hay que nombrar a Curro Durse y a Enrique el Mellizo, seguramente el máximo creador gitano de música de cante, y como guitarristas destacaremos al Maestro Patiño, acompañante del gran Silverio e inventor o perfeccionador junto a Paquirri el Guanté de la cejilla flamenca, y a su discípulo Juan Gandulla Habichuela. Y muy a finales del siglo XIX y avanzando por el XX aparecen Aurelio Sellés, Rosa La Papera, su hija La Perla de Cádiz, Pericón, El Beni, Chano Lobato, El Jineto, Paco de Lucía, Camarón de la Isla……y Manolo Caracol que, aunque nació en Sevilla desciende de una dinastía de grandes artistas de Cádiz como el mismo Planeta, El Fillo y Los Ortega, y que siempre ha sido un cantaor adorado e imitado por la mayoría de los cantaores de Cádiz de toda la bahía y de toda la provincia. De Jerez destacan el gran Paco La Luz, Mercé La Serneta, Manuel Molina, D. Antonio Chacón, Manuel Torre, José Cepero, El Niño Gloria, Isabelita de Jerez y posteriormente en una nómina interminable Juanito Mojama, Sernita, La Paquera, Terremoto, Chocolate, El Sordera, Agujetas, El Torta, … y como guitarristas Javier Molina, Los Morao, Los Parrilla y Paco Cepero”

Reproduzco la presentación, del director del Festival Suma Flamenca de Madrid, en su segunda edición, Antonio Benamargo (Benamargosa, Málaga 1954) porque es sin duda uno de los recorridos, artísticamente hablando, más completos que podemos extraer. Es, sin duda, la explicación más certera de porqué esta “Suma” es necesaria, brillante y justa. Justa porque aunque no están todos los que son, si son todos los que están y eso, a estas alturas de programaciones y programadores, es todo un logro. Y un elogio a los aficionados. Disfrútenla si tienen ocasión, y no dejen de escuchar ni flamenco ni a los que saben. Como en este caso. Pasen y lean.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de esta “Suma Flamenca”?

Después de la primera “Suma” dedicada a Enrique Morente ‘Morente Siempre’ tenía claro desde el principio que, si yo estaba tres ediciones en la Suma, si hacía esta trilogía, en este segundo año había que cambiar totalmente para refrescar, y para irme a un montón de artistas que no habían podido venir a la primera en plena pandemia, mirar para todas las zonas cantaoras y los diferentes colores de voz. Con el lema “Al Sur del Sur” nuestra Suma Flamenca de 2021 nos trae los aires y los ecos de Cádiz capital, Jerez de la Frontera, Los Puertos y el Campo de Gibraltar mediante 20 espectáculos del total de 37 que conforman nuestro festival con más de 200 artistas en escena. Este lema es una manera de no cerrarme ni cerrar a los artistas a una demarcación concreta. Para esta trilogía de la ‘Suma Flamenca’ hay que mirar para todas los sitios. Yo ya estoy pensando en la tercera edición. Una vez que está cerrado el programa ya tengo la cabeza en lo siguiente; ahora solo queda la producción.

¿Algún adelanto?

No, por supuesto que no. ¡No lo sé ni yo!, aunque lo sospecho (se ríe)

¿Qué ha sido lo más difícil?

El año pasado, el año más duro de la pandemia, fue tremendo porque durante todo el año iba adelante preparándolo todo, pero sin la seguridad de si se iba a hacer. Era agotador. Tener esa presión de saber si vas a llegar a la orilla y ahí vas a caer. Durante todo el año no se hizo nada en Madrid de flamenco y llegamos a las puertas con un nivel de virus bastante alto aquí en la capital. Tuvimos la suerte de que en los últimos veinte días bajó y pudimos hacerlo, no tuvimos inconveniente, salió todo muy bien. La gente se implicó, y se hico un festival en torno a Morente que me dio muchas satisfacciones. Al terminar nosotros, comenzó a subir de nuevo el virus. ‘Morente Siempre’ fue como una isla en medio de la pandemia. Es mucha presión, he intentado por todos los medios con presupuesto cerrado seguir apostando ‘arriba’ por esos artistas quizás más mediáticos, pero con capacidad de apostar también por esos otros artistas que no tienen tanto tirón, pero buena calidad. Mi objetivo era ofrecer muchos bolos, trabajo para muchos artistas que llevaban todo el año sin trabajar. En vez de 25 he hecho 37 actuaciones. Repartir el presupuesto es una obligación tras la pandemia.

La programación es completa. Artistas de ‘raíz’…

Cuando uno trabaja haciendo programación de flamenco tiene que conocer el cante hondo. Uno tiene que mantener la ilusión intacta, porque si tú no estás ilusionado, no se ilusiona ni el público ni los artistas.

A pesar de su veteranía, ¿qué ha aprendido programando esta Suma?

¿En esta Suma? He aprendido del compromiso de los artistas, y he sentido la satisfacción de los de Cádiz, del campo de Gibraltar…, de esa cantidad de artistas que son, y vienen de allí.

Salvo “Guadiana” no hay ningún artista extremeño…

Ha coincidido así, pero yo no programo por zonas sino por artistas. De todas formas, el año pasado vino una representación de allí, por ejemplo, La Kaíta o los Vargas. No programo flamenco por cuotas sino por artistas; comprende que yo no puedo dedicar una Suma Flamenca exclusivamente de Extremadura, eso lo tenéis que hacer vosotros allí.

Pero Murcia por ejemplo también es territorio flamenco… Siempre llevo artistas representativos de todas las zonas…, yo no miro si son hombres o mujeres, si son de una zona u otra: yo voy al artista.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
M. Isabel Rodríguez Palop

M. Isabel Rodríguez Palop

Una apasionada del Flamenco.

Relacionados

Post's relacionados

Forma parte de una Cátedra

Que David Pino, director de la Cátedra de Flamencología de la Univesidad de Córdoba, cuente con una para hablar del flamenco extremeño y para acompañar,

“Yo vibro en la belleza”

EN CORTO: “Lo que hay en este disco es el universo de José Luis Montón traducido a mi forma de cantar, de sentir y transmitir”