• 20 de jul de 2018

Nuevos Argumentos

05 mayo 2008

«Acompaña, aconseja y sugiere con ánimo crítico, pedagógico e in­dependiente». Así definía el es­critor extremeño Luis Landero a TRAZOS, el suplemento cultural de HOY, el mismo que ahora tiene usted en sus ma­nos. De aquello pronto habrán transcurri­do tres años. El autor de Alburqúerque, que apadrinó su nacimiento en el MEIAC de Badajoz, profetizó también la relación de amor que se forjaría entre los lectores y es­tas páginas. Y así ha sido. Pero lo que ena­moró a Landero fue su vocación por «aten­der a las cosas de Extremadura» y mante­ner a la vez una vocación cosmopolita. «Ya sabemos que lo local y lo universal no son incompatibles cuando las cosas se hacen bien, más bien al contrario, se complemen­tan», aseguró.

Gracias a la Consejería de Cultura y Tu­rismo de la Junta de Extremadura; merced al entregado trabajo de Manuel Pecellín, Martín Carrasco, Simón Viola, Enrique Gar­cía Fuentes, Joaquín González Manzana­res y, desde el sábado pasado, María Isabel Rodríguez Palop y su sección de flamen­co; gracias a la dedicación de las periodis­tas Marisa García y Mercedes Barrado; gra­cias a quienes puntualmente colaboran con su conocimiento y su firma en la ela­boración de reportajes y artículos sobre la actualidad cultural, artística e intelectual de Extremadura; gracias a todo ello las pa­labras de Landero acertaron en el mismo centro de la diana. Porque este año la rela­ción de TRAZOS y sus lectores encontrará nuevos argumentos, más seducción y, sobre todo, una mayor cercanía fruto del empuje que, desde inicios de año, el equi­po que hace posible este suplemento está imprimiendo a los contenidos regionales. No quiere decir que deje de importar la rea­lidad global, pues si por algo se caracteriza la cultura es por derribar barreras, abrir espacios, tumbar prejuicios y alargar los horizontes del género humano. Pero para TRAZOS, como para el diario HOY, lo pri­mero es Extremadura y los extremeños. Esa prioridad queremos hacerla más evi­dente si cabe.

Toca vivir difíciles momentos desde el punto de vista económico, político y so­cial. La tentación de marginar de nuestro campo de visión, de nuestras preocupacio­nes u ocupaciones, cuestiones que algu­nas mentes de corto recorrido consideran accesorias, que no tienen una fácil traduc­ción en términos materiales, es un riesgo que ahora nos amenaza con más armas que nunca. Por eso la cultura y el arte, lo que representan como respuesta, identidad, progreso, humanidad, genio, innovación, tolerancia, libertad, comunicación, lo que representan como símbolo de que somos algo más que materia fungible y, por qué no, la cultura y el arte como ventajas eco­nómicas, más decisivas de lo que cabría sospechar, deben recibir un impulso cua­litativamente mayor. Nos ponemos a ello.

ÁNGEL ORTIZ ES DIRECTOR DE HOY

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.