• 18 de oct de 2018

Flamenco sin barreras

03 noviembre 2012

El mundo es de los valientes. De los que no ven barreras, de los que las hacen caer para llegar a ser un poco más felices. Es de los valientes, y de los que no tienen miedo a caerse, a derrumbarse por el camino, porque están seguros que siempre, siempre podrán levantarse. Aunque físicamente no puedan hacerlo. Cocemfe (Federación de Asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica de la provincia de Badajoz) en el espacio cultural 'Acceso Abierto' propone que el flamenco, libertario,Vicky González - Fefo - Paquillo El Levita culto, autóctono sirva de apoyo y salvoconducto a esas personas que sufren trabas físicas u orgánicas, y necesitan, para vivir con normalidad, un poco más que los demás.
En esta aventura: Vicky González, Fefo, y Paquillo 'El Levita'. Tres cantaores, tres gargantas para ofrecer a través de sus quejíos, alas a los que se esfuerzan por derribar barreras cada día, arquitectónicas, o mentales. O la de esas personas sin ningún tipo de discapacidad que piensan que en este tipo de actos no puede participar.

- «Para mi sería importante que siguieran viniendo porque primero, se demuestra que es una actividad integradora y también porque ven lo que es un espacio sin barreras arquitectónicas», asegura Jesús Gumiel, presidente de Cocemfe Badajoz. «Utilizamos la música como forma de llegar a la sociedad con el mensaje de la normalización», nos comenta.

¿Por qué 'Acceso Abierto'? le preguntamos. «Porque es un lugar donde expresar y mostrar las inquietudes culturales estableciendo una comunicación sin barreras», nos responde el presidente de la Federación.

Desde el 2009 llevan apostado por el flamenco en este ciclo cultural y lo hacen, como nos asegura su máximo responsable «por ser una expresión artística de un arte de nuestra tierra, en un espacio sin barreras».

Por aquí han pasado cantaores como 'El Madalena', Alejandro Vega, 'El Perrete', 'El Niño de Badajoz', 'El Niño de la Estación', Francisco Escudero, o guitarras como Joaquín Muñino, Currito de Badajoz, o 'El Niño de la Encina'. También ha acogido conferencias, como la de Lolo Iglesias sobre 'El flamenco en Badajoz en la época dorada'.

Ahora le toca el turno a jóvenes promesas con cada vez, mayor presencia en diversos espacios culturales de Extremadura, como Vicky González (Mérida, 1993) que cantará en Cocemfe el próximo día 20 de diciembre. Viene acompañada de su hermano Luis, guitarrista. Jóvenes con muchas ganas de aprender, de escuchar y de dar. Mientras uno acompaña con una guitarra imaginaria su 'tarareo', deja que su hermana mueva la melena oscura, enigmática como su cante, sin dejar de mirar a esta redactora con una sonrisa.

-¿Qué significa para usted cantar aquí?

-Una responsabilidad muy grande, pero como siempre. Me parece una obra bonita el que estas personas puedan disfrutar del flamenco. El que pueda llegar hasta aquí... Nunca he cantado en una oenegé, pero me emociona, la verdad es que me emociona.

-¿Como cree que reaccionará la gente ante su cante tan racial?

-Espero que puedan pasar un rato a gusto, y que por un momento puedan olvidar las carencias que puedan sentir.

-¿Qué va a ofrecer en diciembre?

-Voy a cantar cante jondo. He tenido algunos conciertos como el que ofrecí hace unos días en la Sala Mercantil, pero en los que por público e incluso horario he preferido realizar unos cantes más livianos, incluso cante que ahora pueda denominarse como 'flamenquito', pero aquí no. Aquí quiero ser yo, y yo me reconozco en el cante puro.

Entran en el espacio cultural de Cocemfe, Fefo y Paquillo 'El Levita', como no, cantando. No pueden evitarlo. Imagino, en cualquiera de estos días de cante flamenco, lo que debe sentir todo aquel, que desde una discapacidad se empape de tanta libertad: para olvidar, para soñar, para también crear. Discapacitados en algunas áreas de la vida, y totalmente capacitados para 'escuchar', en un 'gesto' obligatorio en el cante, que a todos por igual nos enriquece el alma y que no todos saben llevar a la práctica.

Fefo, cantaor (Badajoz, 1984) ya ha vivido la experiencia de cantar en este 'Acceso Abierto'. El 11 de octubre casi llenó este espacio y se llevó algo más de lo que trajo. «Tuve la sensación de cantar para una familia. Todos se conocían. Fue una experiencia muy agradable la verdad. En ningún momento me sentí fuera de lugar, aunque nunca me siento incómodo cuando voy a cantar a algún sitio. Lo importante está en el cante y en el que escucha».

Le preguntamos por sus aspiraciones en el mundo complicado del flamenco. «No pienso a donde voy a llegar, ni a donde llegaré. Hago lo que me gusta».

Lo tiene claro. Desde hace unos años se dedica solo al cante, antes, trabajaba en un almacén dedicado a la construcción: «Ahí también 'me pegaba' mis cantes», asegura, «es muy raro que yo esté callado».

Pero vuelve a ensimismarse. Una característica generalizada entre los cantaores. Hablan como cantan. De entrada: sus estrofas, sus ideas, y luego, a esperar el siguiente palo, o la siguiente pregunta.

Fefo me coge la pulsera, y empieza a darle vueltas. Zapatea, me pregunta si iré a este u otro festival, y me asegura que él sabe lo que quiere decir, pero que no encuentra las palabras.

«Yo me expreso mucho mejor cantando. Soy muy tímido para hablar, y hablo muy bajo y normalmente soy prudente, no me gusta llamar la atención, pero de corazón, no olvidaré la mezcla de culturas, las personas que allí se reunieron para escucharme. Me pareció increíble que una persona de color, por ejemplo pudiera sentir algo tan nuestro como el flamenco, ¡me lo decían después! Me quedé impactado»

A Fefo le espera el próximo miércoles día 7 una actuación en San Vicente de Alcántara y el día 10 otra, en Fuente del Maestre. Una pequeña gira para un cantaor, que desde el silencio procura hablar en cada espectáculo.

Fefo suelta mi pulsera, y Paquillo 'El Levita' (Motril, 1983) se sienta a mi lado y me dice que parece una cejilla. Un instrumento más de la guitarra necesaria y cómplice de su cante. El próximo 15 de noviembre será el turno del granadino en Cocemfe.

«Para mi significa mucho. Mi padre, que está tan orgulloso de mi por dedicarme a esto, era un cantaor de 'taberna', pero 'le cortaron las alas'. Está laringectomizado». Paquillo es de los tres, el que más concienciado está con la discapacidad.

-¿Siente que tiene más responsabilidad que los demás?

-No necesariamente. Yo siempre que he podido colaborar para poder ayudar a quien lo ha necesitado lo he hecho. Me gusta participar para poder hacerles la vida un poco más agradable. Lo hago y lo haré».

Para este joven cantaor adoptivo de Badajoz no es su primera actuación en esta oenegé. Ya actuó en este mismo espacio hace un par de años en Navidad. Su 'aportación' no se queda aquí. También en Motril ha colaborado con quien le ha ido llamando.

«Cuando era pequeño tenía un grupo con el que íbamos de asilo en asilo cantándole a los ancianos, para alegrarles un poco más. También en un homenaje a un anciano de más de 100 años estuve cantando en La Granadilla. Me gusta ser solidario», y apostilla, «para todo lo que puedo estoy, porque esto no tiene nada que ver con una aportación económica. Es la satisfacción de darle un poco de luz a esas personas que lo necesitan. La monotonía que tienen que tener los pobrecitos..., si yo puedo sacarlos de esa rutina, adelante».

Licenciado en Ciencias del Trabajo y con dos máster, uno en economía y otro en educación, le canta también a la oportunidad de ejercer como profesor de secundaria en Badajoz, en donde reside desde hace cinco años. «Llegué por amor y uno es de donde pace, no de donde nace, pero sin renegar de mi tierra, eh?» y se asegura que esta periodista lo deje plasmado en la entrevista.

-¿Le cuesta ejecutar nuestros cantes autóctonos?

-Me encantan, trato de aprenderlos. Me encantan todos los estilos de los cantes extremeños. He tenido la gran fortuna de relacionarme y aprender con grandes artistas de aquí de Badajoz como 'La Kaíta', 'El Nene', Alejandro Vega, 'El Madalena'...'

Paquillo canta en un grupo donde el hermano de la Kaíta, 'El Nene' toca la guitarra: «Nos llamamos 'Los Bonitos de Badajoz» somos tres, junto con Lorenzo, un percusionista que toca en la Banda Municipal de Badajoz'

-¿Están reñidas las rumbas del grupo con el cante jondo que traerá a Cocemfe?

-Mire, la verdad es que trato de ser lo más versátil posible, porque tal y como están las cosas hay que tratar de dar el mayor número posible de estilos, aunque lo que más me gusta es el flamenco.

Manuel Vega es el responsable de la programación de 'El Mercantil' y acompaña a estos artistas. «Los conocí a través de un amigo que también está muy relacionado con la música pero fíjese, sin saber de flamenco sentí que tenían que salir de espacios exclusivos, para derrochar y hacer explotar este arte. Los tres son diferentes y no puedes decir con cual me quedaría».

Interrumpe Paquillo 'El Levita' que le recuerda esa anécdota en la que estuvieron cantando en la Finca 'Coto del Rey' entre otros invitados, a Arzak y Arguiñano. Este último apelando a su nueva condición de abuelo decidió irse a dormir, pero en ese momento escuchó cantar a Paquillo. Volvió al salón, se sentó y con ese humor que le caracteriza exclamó: «Pues ya no me acuesto».

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.