• 23 de abr de 2018

En las noches pacenses se escucha flamenco

30 abril 2011

Ni el jueves ni el viernes pasado se escuchó ni una mosca. Ni en el Centro Extremeño de Flamenco de la Plaza Alta de Badajoz, ni en el Ateneo Cultural de Llerena. Dos noches para escuchar, sentir y aprender de la mano de Francisco Zambrano en Badajoz, y de la voz de Esther Merino y Paco Dávila en Llerena.
La Diputación de Badajoz y su 'Pasión por el Flamenco' volvieron a sacar a la calle a un festival que nació para ser escuchado en el Patio de Columnas del Palacio Provincial pacense. «Valentín Cortés, presidente de la institución, fue junto a los responsables del Área de Cultura los que decidieron que este tipo de recitales tenían que rotar por los municipios pacenses», asegura Jorge Montero, vicepresidente de la Federación de Peñas de Badajoz.

Salir de las columnas que lo encorsetaban para sentir el abrazo de cada plaza, de cada casa cultural, cada peña que quisiera acogerlos. Llegaron a Llerena una hora antes de la actuación, Paco Dávila, Esther Merino y Jorge Montero. «Aunque esto lleva mucho trabajo, mucho dinero, mucha lucha con las peñas cuando a algunas no les gustan los artistas que llevas, los mismos artistas que te llaman para que los lleves, problemas de fecha, combinaciones..., a pesar de las dificultades resulta muy gratificante. Hemos conocido a mucha gente nueva y creo que hemos contribuido a que el flamenco verdaderamente se mueva, sea conocido y valorado en toda la provincia», asegura Montero. Un trabajo que se pretende aglutinar con la creación de una confederación de peñas «uniendo Cáceres y Badajoz con el objetivo de focalizar los fondos públicos para su posterior distribución».

' Pasión por el Flamenco' vuelve por tercera vez a Llerena de la mano de la cantaora de Gévora Esther Merino y Paco Dávila «porque son dos grandes cantaores, porque Llerena es un buen pueblo flamenco, siempre nos han atendido muy bien», asegura Jorge Montero, «todas las galas son buenas, hay artistas mas famosos que otros pero no por eso es menos bueno el recital».

Al Ateneo se van acercando llerenenses aficionados al flamenco, curiosos, socios del ateneo, no socios que quieren apoyar este tipo de iniciativas. Esther y Paco calientan la voz mientras Juan Manuel templa la guitarra. Son dos cantaores que manejan todos los palos por eso este festival se antoja imprevisible. Porque como asegura Montero, «lo mismo te pueden cantar por flamenco puro que por cantes más livianos, pero ese repertorio depende de cada uno de ellos». El que una localidad tenga o no peña no determina que el espectáculo llegue allí. Cada vez que vamos 'procuramos animarlos para que pongan en marcha alguna peña. Así nacieron con mucha 'pasión por el flamenco', la peña de Cheles, o la de Zahínos. «Cuando fui personalmente a inaugurarlas sentí la gran alegría de ver a una afición que quería colaborar. Veías como poco a poco se iban dando de alta y que iban funcionando como Peña. Ver como la difusión del flamenco era una realidad, es comprobar que todo el trabajo tiene una gratificación», cuenta satisfecho Jorge Montero.

Este circuito llega a Llerena tras su paso por Badajoz en la Asociación de Arte Flamenco de la ciudad, por Jerez de los Caballeros, Cabeza la Vaca o Puebla de la Calzada.

El vicepresidente de las peñas provinciales asegura que «las dos ediciones anteriores felicité al público de Llerena por su afición, por su saber estar. El público de Llerena ha demostrado todo eso con creces y espero que esta noche también sea así».

Aún quedan dos galas de 'Pasión por el Flamenco'. Esta misma noche en Santa Amalia con La Kaíta, Alejandro Vega y El Peregrino al baile. El 6 de mayo en La Garrovilla con Raquel Cantero, Juan Carlos Sánchez y el toque de Joaquín Muñino, y por último el 13 de mayo en Quintana de la Serena con Pedro Cintas, El Madalena y Joaquín Muñino.

Cantes en la Plaza Alta

Por su nombre, su historia y por todo lo que guarda, la Plaza Alta sobrecoge. No podía haberse ubicado en mejor lugar la sede flamenca de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura. En las notas de prensa, en las invitaciones, un aviso: 'hasta llenar aforo'. Frase que hace temblar al mejor aficionado, y que provoca que media hora antes de la conferencia, se vayan aglutinando los amantes del flamenco en torno al centro extremeño. El flamencólogo Francisco Zambrano habla de los creadores en el flamenco: extremeños y no extremeños, pero no está solo. Paco Dávila, Domingo Rodríguez, 'El Madalena' y el guitarrista Juan Vargas. Poderío, veteranía y saber estar del flamenco de nuestra tierra.

El auditorio del Centro se llenó e incluso muchos aficionados tuvieron que acomodarse en las escaleras para no perder detalle de esta charla amena y documentada sobre las creaciones en este arte: la taranta de Pepe El Molinero, las colombianas de Marchena, el fandango de Pérez de Guzmán. Domingo Rodríguez 'El Madalena' que mañana parte hacia Madrid al espectáculo extremeño que se celebra en Casa Patas, junto a Juan Vargas y otros artistas, cantó por tangos y jaleos «Tangos de Porrina que van dentro de los tangos extremeños pero con su sello personal. Lo creó él porque después los cantaron Enrique 'El Extremeño', Ramón 'El Portugués' o Juan Cantero. Las creaciones se justifican cuando otros la realizan no cuando las haces tú», asegura 'El Madalena'.

Esta actividad forma parte del I Ciclo de Conferencias Ilustradas. Una nueva forma de dar a conocer el flamenco y sus entrañas, a los que se acercan a este arte y a los que quieren ponerle nombre y sentido a esos pellizcos inexplicables que provoca el cante. Esta primera edición de conferencias tiene el objetivo de promocionar y difundir el arte flamenco no solo con la teoría, sino con la práctica. «Me sentí muy a gusto, porque tenía la guitarra de Juanito Vargas, con el que está asegurado el relevo de la guitarra flamenca extremeña. Estábamos en el escenario propio para ello, el ambiente te invitaba, aunque es complicado para el cantaor este tipo de conferencias. De buenas a primeras tienes que empezar a cantar, sin haberlo hecho anteriormente. Después de media hora hablando el ponente, te tienes que poner a cantar. Pero es una delicia escuchar a Zambrano, siempre aprendes algo de él», asegura 'El Madalena'.

Paco Dávila en cambio recreó estilos personales, como la taranta de Pepe el Molinero, fandangos de El Porrina o los de Pérez de Guzmán con letras del propio Francisco Zambrano. Más de una hora y media en las que se pudo escuchar y aprender de esos creadores de los que el flamenco se ha alimentado a lo largo de los siglos.

Pero este ciclo de conferencias no acaba aquí. El próximo 5 de mayo contará con José Luis Villares como ponente, que glosará la figura de Manolo Fregenal en su doble vertiente de intérprete y de creador. Le acompañarán al cante Juan Carlos Sánchez, y al toque, Francis Pinto. El 12 de mayo el ciclo acabará con una conferencia de Raquel Cantero sobre las aportaciones personales al flamenco de Pepe 'El Molinero'. Ella misma interpretará la teoría sobre el escenario, como ya hiciera en la peña flamenca de Llerena, acompañada por el guitarrista Francis Pinto.

El próximo mes de junio los aficionados pacenses tendrán una nueva cita con el flamenco en Badajoz capital en el ya tradicional Festival de Porrina . Montero adelanta algunos artistas, como Javier conde y su grupo, Marina Heredia, la familia Vargas y Paco Dávila. Organizado por la federación de peñas y patrocinado por la Diputación, los fondos van destinados a dos becas para estudiantes de guitarra flamenca que esa misma noche escucharán sus nombres durante el festival.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.