• 19 de abr de 2018

Entrevista a Daniel Casares

‘Yo lo toco desde el punto de vista flamenco, sin cambiar una nota, pero con el concepto flamenco’

Extremadura es una maravilla ¡a mi me encanta! La última que estuve aquí fue con Dulce Pontes, Miguel Poveda… y ya tenía muchas ganas de mostrarme como solista.

22 enero 2018

QUEJÍOS:

‘Yo creo que todos los guitarristas deberían pasar por esta obra, tanto a nivel de estudio como a nivel personal. Es una obra comprometida para el guitarrista, pero yo creo que ese compromiso tenemos que llevarlo a cabo y mostrarlo. Es nuestro deber como guitarristas y como músicos’

 

‘Ya era el momento de empezar la gira y tenía claro que la quería empezar en Extremadura’

 

‘Estamos hablando de una obra universal, y no lo es por casualidad. Está muy bien escrita, muy bien compuesta, muy bien engranada con la orquesta, y muy bien estructurada. Tanto la orquesta como la guitarra siempre están en su sitio y nunca pierden el protagonismo’

 

‘Cuando yo he estudiado y he analizado la obra para poder tocarla y ves sus rincones…, ahí te das cuenta de muchas cosas: como Rodrigo hacía una cosa hacía otra, como movía las armonías…, la verdad es que me estoy alimentando muchísimo de todo ello. El público aprenderá según la capacidad que tenga de viajar desde el patio de butacas’

 

‘El mismo artista, el mismo concierto lo escuchas dos veces y según tu estado anímico haces un viaje diferente, así que yo creo que seas de donde seas, es una cuestión personal’

Me hubiera gustado conocer la impresión de Joaquín Rodrigo, autor del Concierto de Aranjuez, tras escuchar al joven guitarrista Daniel Casares (Málaga, 1980) interpretarlo con tanta maestría y tanto cariño como lo hace. Rodrigo, el autor español que concibió esta obra en 1939 en París, y que presentó en España a nivel mundial en 1940, no podrá ser testigo de los tres conciertos que Casares ofrecerá en nuestra región por razones obvias, pero los extremeños sí tenemos esa oportunidad única de disfrutar, de un auténtico deleite para los sentidos. Tres únicos conciertos ofrecerá el malagueño en nuestra tierra: 26, 27 y 28 en los Palacios de Congresos de Cáceres, Mérida y Badajoz. Un lujo para empezar el año, una buena oportunidad de disfrutar de la Orquesta Sinfónica de Triana, y un buen motivo para terminar la cuesta de enero elevando los sentidos. Sin duda, una cita ineludible con la elegancia, la cultura y la maestría, ¿alguien da más?

 

¿Qué vamos a encontrar los extremeños que nos acerquemos a verle a alguno de estos Palacios de Congresos?

 

Se van a encontrar con la obra más universal que hay escrita para guitarra, como es el Concierto de Aranjuez. La verdad es que es una obra, tanto para el que la toca como para el que la disfruta desde la butaca, impresionante. Recorre de forma muy completa todo lo que es la técnica de la guitarra, y para el oyente es una obra que despierta todos los sentidos. Es una obra bastante emotiva a la par que compleja.

 

¿Por qué eligió el Concierto de Aranjuez? ¿O quizás fue la obra la que la eligió a usted?

 

Me lo propusieron por parte de Juan Carlos Ramírez, el gerente de la Orquesta Filarmónica de Málaga y la verdad, es que tanto a mi manager como a mí, nos rondaba la idea por la cabeza desde hace tiempo. A mí, como músico y guitarrista imagínese, es una obra que siempre he soñado algún día poder tocar, tener una Orquesta Filarmónica detrás para poderme acompañarme…,  la verdad es que era un sueño, y se presentó la oportunidad. Yo creo que todos los guitarristas deberían pasar por esta obra, tanto a nivel de estudio como a nivel personal. Es una obra comprometida para el guitarrista, pero yo creo que ese compromiso tenemos que llevarlo a cabo y mostrarlo. Es nuestro deber como guitarristas y como músicos.

 

Es una obra en la que la guitarra nunca se diluye frente a la orquesta, sino todo lo contrario, mantiene su protagonismo, eso, ¿cómo se consigue?

 

Estamos hablando de una obra universal, y no lo es por casualidad. Está muy bien escrita, muy bien compuesta, muy bien engranada con la orquesta, y muy bien estructurada. Tanto la orquesta como la guitarra siempre están en su sitio y nunca pierden el protagonismo. En el caso de los conciertos que voy a ofrecer en Extremadura con la Orquesta Filarmónica de Triana, y bajo la dirección de Manuel Alejandro González, Quini, la verdad es que es una maravilla. Ya hemos estado con los ensayos, suena increíble y la dirección de Manuel es espectacular. Yo creo que vamos a ofrecer un concierto muy bonito y muy emotivo.

 

Lleva alrededor de tres años interpretándola…

 

Sí, desde 2015 que la toqué por primera vez con la Orquesta Filarmónica de Málaga. En el mismo año estuvimos en Río de Janeiro con su Sinfónica también…, en Málaga la he trabajado con varios directores que algo que considero muy importante porque vas conociendo los diferentes puntos de vista musicales de cada uno. Es un mundo muy interesante el del clásico, y me está aportando muchísimas cosas.  

 

¿Que ha aprendido usted de esta obra y que podemos aprender los demás que vayamos a verle?

¡Yo sigo aprendiendo de todo! (se ríe) El Concierto de Aranjuez me aporta, me está aportando y me seguirá aportando porque es una obra muy completa en todos los sentidos. A nivel técnico te pone las manos muy fuertes porque necesitas estarlo para poder ejecutarla, y es ¡como si llevaras las manos al gimnasio! A nivel compositivo, armónico, también me influye. Cuando yo he estudiado y he analizado la obra para poder tocarla y ves sus rincones…, ahí te das cuenta de muchas cosas: como Rodrigo hacía una cosa hacía otra, como movía las armonías…, la verdad es que me estoy alimentando muchísimo de todo ello. El público aprenderá según la capacidad que tenga de viajar desde el patio de butacas.

 

¿Piensa que la percepción de la obra es diferente del país en el que se represente o de cada persona que se ponga ante ella?

 

Todo lo artístico es algo muy personal, muy particular. Las sensaciones que yo pueda causar con la guitarra dependerán de mi y de mi estado anímico, pero cada persona que me escuche tendrá un viaje diferente: aunque estén sentando juntos y estén escuchando lo mismo. Pasa lo mismo con cualquier cosa: con un cuadro, una película, un libro. Es una cuestión muy personal. El mismo artista, el mismo concierto lo escuchas dos veces y según tu estado anímico haces un viaje diferente, así que yo creo que seas de donde seas, es una cuestión personal.

 

 

 

¿Qué cree que ha aportado su guitarra a la obra?

 

No me considero con la capacidad de decir ‘yo he aportado…, no,no..’ yo siempre hablo desde la honestidad, la humildad y la admiración por este estilo musical, por la composición y por el compositor. Lo que pasa que sí, que inevitablemente en algunos fragmentos me sale mi lenguaje, mi naturaleza, que es el flamenco. Yo he intentado no cambiar absolutamente ni una nota de la partitura original, fijar en todo, en todas las dinámicas que vienen escritas, no cambiar nada, pero si que es verdad que en algún momento, en algún solo de la guitarra me sale mi lenguaje natural. Yo lo toco desde el punto de vista flamenco, sin cambiar una nota, pero con el concepto flamenco. Es que no podría tocarlo de otra manera.

 

¿Qué queda del ganador del Bordón Minero más joven en la historia del Festival del Cante de las Minas de Murcia?

 

Ese niño ilusionado y enamorado de la música y del flamenco, sigue habitando en mí, ¡y que no se muera ese niño, que no se desilusione, que no se pierda! Esa parte mía tan ilusionado, encerrado estudiando, intentando aportar, crear, buscando siempre…,  siempre habita en mí.

 

¿Que ha quedado en el camino y qué ha obtenido?

 

He dejado muchas cosas, me he perdido muchos momentos con mi hija. Aunque esté en casa, yo estoy encerrado en mi estudio y no estoy ahí fuera jugando en el salón con mi niña dibujando… lo que pasa es que ganas otras muchas cosas, que solo el mundo de la música te las facilita. Subirte a un escenario, esas sensaciones que tienes cuando las cosas te salen bien, e incluso el sentimiento de responsabilidad…, todo eso. Los que nos dedicamos a esto, aunque pasemos nuestros miedos, al final estamos enamorados de esto con todas su consecuencias. También he ganado muchos amigos, muchos momentos mágicos y quebraderos de cabeza que también son aprendizaje. También es una recompensa que esa parte que sacrificas, por ejemplo tu familia, verles esa cara de satisfacción. Eso también compensa.

 

¿Por qué Extremadura?

 

Extremadura es una maravilla ¡a mi me encanta! La última que estuve aquí fue con Dulce Pontes, Miguel Poveda… y ya tenía muchas ganas de mostrarme como solista. Ya era el momento de empezar la gira y tenía claro que la quería empezar en Extremadura.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.