• 19 de nov de 2018

Leonor Leal, bailaora "El flamenco es sinceridad y libertad"

24 marzo 2012

Parece una modelo francesa de los años 80. Delgada, pelo corto, glamourosa, pero a la vez rotunda, valiente y segura de sí misma. Leo­nor Leal (Jerez de la Frontera, 1980) se cuela en este rincón flamenco por derecho. Ganadora del Premio a la Mejor Artista Revelación del XV Festival de Jerez de 2011 con su espectáculo 'eLe eLe', nos rendi­mos a su buen hacer y la acercamos al aficionadoleonor leal bn extremeño que aún no ha podido disfrutar de ninguno de sus espectáculos. Los malague­ños, sí podrán hacerlo el próximo día 18 de abril. Podrán acercarse a esta bailaora que rompe la estética y los esquemas más tradicionales, los más ortodoxos. Comenzó a bai­lar con 9 años y hasta ahora ha per­feccionado estudios con maestros como Manolo Marín, Pilar Ortega, Carmen Montiel, Pepa Coral o la familia Galván. Como solista y crea­dora comienza en 2008 con 'Leo­leolé', continuó con 'eLe eLe' y 'Mo­saicos' su nueva producción, en la que se adentra en el inusual mun­do de la geometría musical. Inusual y desconocido.

-¿A qué se refiere con 'geometría musical'?

-Bueno, he querido profundizar mucho en el ritmo haciendo un pa­ralelismo entre la geometría y la música. He trabajado a fondo con las diferentes posibilidades de los patrones rítmicos inspirada en las estructuras geométricas, que catac­terizan los mosaicos de nuestra ar­ Me parecía muy inte­resante la exactitud, la matemáti­ca escondida en la música, en la na­turaleza... en tantas cosas que nos rodean y que además tienen alma, arte, sentido, vida...como los mo­saicos.

-Precisamente 'Mosaicos' es el nombre de su último espectácu­lo, ¿qué vamos a encontrarnos?

-Pues encontraremos un espectá­culo continuo con piezas cortas y de «colores» bien definidas, a modo de pequeñas teselas. Bailo taranto, guajira, abandolaos, alegrías de Cór­..todo bien engarzado con la argamasa musical de José Manuel León, Rocío Márquez y Raúl Bote­lla.

-Con la cantaora Rocío Márquez ya trabajó en su anterior espectá­culo, ¿qué vio en ella?

-Vi un gran potencial, una artista formada, competente y de gran sen­sibilidad.

-¿Tiene necesidad de romper con lo establecido?

-Pues la verdad es que no es una cuestión de rebeldía. Es la forma más sincera que tengo de expresar­me a través del flamenco.

-Llama la atención la austeridad de su puesta en escena, de su es­tética, ¿qué quiere comunicar con esa aparente sencillez?

-Mira, la verdad es que lo que qui­siera sería, siempre, poder tocar lo esencial de las cosas, quedarme con el olor, con el carácter de un palo para que luego, haga lo que haga y como lo haga, siempre mantenga el sabor. Desnudarlo y luego vol­verlo a construir.

-¿Por qué se arriesga tanto en el baile?, ¿por qué esa ruptura con los volantes, lo tradicional...?

-Pues es curioso que para los demás pueda ser un atrevimiento, porque para mí no es más que un princi­.. simplemente, ¡me estoy aso­mando por la puerta! Creo que el flamenco ante todo es sinceridad y libertad así que no puedo disfrazar­me con algo que no siento, aunque eso no quiera decir que no me gus­te, me encanta, pero no para mí.

-Sus dos anteriores espectáculos llevan la 'L' como bandera, ¿pura autoafirmación?

-Sí, parece que eso de llamarme Leonor Leal ha sido una buena ex­cusa para reivindicar la doble en esta etapa de definición tan impor­tante para mí.

-Jerezana, bailaora con Antonio 'el Pipa', Cristina Hoyos.., ¿qué no ha perdido Leonor Leal del barrio de Santiago?

-De Jerez en general lo que espe­ro no perder nunca es la sensación de que el flamenco es parte de lo cotidiano, de una forma de sentir la vida y expresar lo que nos pasa. La vivencia personal a través de la sabiduría de un arte rico, profun­do y completo y sobre todo cerca­no.

-¿Cual es la frontera entre la dan­za clásica y el flamenco?

-La danza tiene muchas más nor­mas, es más rígida. El flamenco pro­porciona libertad y permite una evolución más amplia y personal.

-¿Le da miedo tanta ruptura con lo ortodoxo?

-Lo ortodoxo sigue siendo la base de mi trabajo en muchos aspectos. No lo rechazo para nada, es más, creo que gracias a él podemos en­tender el código en el que estamos hablando, nos identifica. Sin em­bargo dentro de q,ste lenguaje común yo intento crear mi propio dia­lecto.

-¿Ha venido alguna vez a Extre­madura a bailar?, ¿qué significa esta tierra para usted respecto al flamenco?

-No he tenido la oportunidad de bailar en Extremadura aún, ¡espe­ro hacerlo pronto! Me consta que entre otras cosas hay muy buena afición y grandes artistas. Personal­mente, me encantan los jaleos y los Tienen una aire totalmen­te peculiar y hay tantísimos varian­tes que el flamenco de Extremadu­ra contribuye de manera significa­tiva a enriquecer y potenciar este arte nuestro.

-¿A qué bailaor o bailaora desta­caría de Extremadura?

-A Jesús Ortega. Hemos comparti­do escenario y muchos viajes du­rante el tiempo que yo estuve bajo la dirección de Cristina Hoyos. Siempre fue uno de los bailaores con más implicación e inquietudes de la compañía y estoy segura de que sigue siéndolo. Me alegra mu­cho todo lo que está haciendo y pro­ Jesús, ¡estoy al tanto de tus proyectos!.

-¿Qué aporta Extremadura a An­dalucía?

- ¿Y qué aporta Sevilla a Cádiz, o Cádiz a Huelva?, lo mismo que aporta Extremadura a Andalucía y al revés. Lo importante es que esta diversidad enriquece y define el ca­rácter del flamenco. Un carácter que nos ha hecho salir de nuestras propias fronteras, para compartir­lo con el resto del mundo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.