• 13 de dic de 2018

Celira Romero: "Estudiando hay más posibilidades de llegar antes a sitios más altos"

26 marzo 2011

Los cantaores/as en estas entrevistas suelen venir acompañados de un familiar, ese que va asintiendo a todo lo que va contando, el que da calor al artista. Luego están los bailaores/as que suelen vestirse de anécdotas familiares, agradables, entrañables. Los guitarristas en cambio suelen venir solos, ¿casualidad? o ¿elegida soledad para compartir espacio con 'esa otra parte'? Y luego están las que, como la protagonista celia romero4de esta semana, vienen acompañadas de su padre... que le trae los donuts. Y es que su juventud es insultante. Celia Romero (Herrera del Duque, 1995) viene acompañada del guitarrista Félix de Herrera, su progenitor. El que estoy segura de que se siente más orgulloso de guardarle la merienda a su hija que tocándole la guitarra a la artista.
-¿Cómo sobrevive el flamenco en un mundo adolescente?


-Bien, aunque mis amigas me dicen que estoy siempre por ahí, sobre todo en verano que es cuando tengo más actuaciones. El año pasado estuve poquísimo tiempo en mi pueblo, con los festivales para arriba para abajo... a Sevilla ahora, después a estudiar con algunos maestros, pero se llega bastante bien siempre.

-No, no. Yo prefiero estar en un festival que estar de fiesta.


-¿Seguro?


-¡Seguro, vamos!. Ayer lo estuvimos hablando porque hay una fiesta tecno y a mi, ¡es que no me gusta nada eso! Yo les digo: ¿pero cómo vais a ir a esa fiesta?, y mis amigas: ¡claro, como a ti te gusta el flamenco te vas al flamenco, pero a nosotros nos gusta esto! Y sí, es verdad...


-¿Es difícil sobrevivir en un mundo artístico siendo adolescente y flamenca?


-Si, todo va bien. Me apoyan mucho mis amigas aunque no les guste, y en las Peñas, la verdad, bien. Ahora con los cursos que hay están saliendo muchos jóvenes que están empezando a cantar, así que muy bien.


-Sí ya tiene premios (primer premio Mancomunidad de La Serena, 2010), ha pasado por Cristina Heeren y piensa en La Unión, con solo 16 años.., ¿con cuántos años empezó a cantar?


-Comencé con mi padre con siete años. Él me empezó a llevar por todas las peñas. Me enseñó a escuchar, a conocer el mundillo. A él se lo debo todo porque me inculcó el amor al flamenco. En 2007 fue cuando me dieron la beca de la Diputación de Badajoz para irme a estudiar a la Fundación Cristina Heeren. Allí estuve con trece años durante un año intensivo, un mes de estudio en julio porque claro era 'un destrozo' para mi familia tener que llevarme a Sevilla, los estudios... Yo estoy en cuarto de la ESO... no me puedo ir yo sola...


-¿Qué tal las clases en Don Benito con Miguel de Tena?, ¿qué le dice de su progresión?


-Ja, ja, pues 'ná'.., es muy amigo mío de siempre, desde que nací. Lo recuerdo de toda la vida. Estoy aprendiendo mucho, voy cada dos semanas. Voy trabajando sobre todo los cantes de levante, los cantes de La Unión porque este año me quiero presentar...


-¿Va a optar a la Lámpara?, ¿y cómo se está preparando?


-Miguel me pone un cante, me lo graba y yo lo estudio esa semana. A la semana siguiente lo llevo hecho... se lo canto y él me corrige los fallos.


-Y según su profesor, ¿cómo lleva las mineras?


-Dice que van bien. Él está muy contento. La primera vez que las canté fue en febrero o marzo del año pasado y parece que lo hice muy bien, ¡menos mal!


-¿Le ha dado algún consejo?


-Cada día me da más consejos. Intenta que en todas las piedras que él ha tropezado no tropiece yo...


-Pero ¿usted ha escuchado el refrán de: 'cada hombre se labra su propia tierra'?


-Ya, ya, sí es verdad.. .


-¿Cómo es su voz?


-Depende de como la trabajes. Unos días está mejor, otras peor... La Fundación Cristina Heeren me ha puesto muy bien la logopeda con la técnica vocal..., antes no podía hacer las cosas que hago ahora. Unas veces la tengo para hacer más melismas y otras para hacer menos..


-El flamenco lo está estudiando a fondo, ¿tan importante es para usted la preparación?


-Sí, sí por supuesto. Es que hoy en día con la cantidad de cantaores que hay... Todos están preparados. En Andalucía están todos así, hay miles de academias. Lo fundamental es la técnica. Todo es técnica.


-¿Y qué tiene usted que no tengan los demás?


-Yo creo que todos tenemos lo mismo.


-¿Y qué es?


-Pues el arte, la personalidad, el ser uno mismo. Hoy en día personalidad hay poca, porque los 'antiguos' lo inventaron todo. Hoy lo que escuchamos de ellos es lo que hacemos aunque cambiando algo. Casi todos los cantores hacemos las mismas cosas igual.


-Algunos artistas hablan del flamenco como un mundo 'con dos caras', ¿piensa usted lo mismo?


-Hay que tener mucho cuidado con la gente, con lo que habla, con lo que dice, porque pueden llegar a hacer mucho daño. Pueden decirte cosas para engañarte. Decirte que ese cante está mal hecho, cuando es así, cuando es correcto como lo has hecho. Hay mucha envidia y es una pena que el flamenco en Extremadura sea así. En Andalucía todo lo contrario. Están muy unidos, pero aquí no.


-Busquemos lo positivo, ¿qué es lo más bonito del flamenco?


-Saber escuchar a todo el mundo y cantar con sentimiento, con el corazón. Si no se canta así, no se es flamenco.


-¿Ser tan joven juega a su favor?


-Juega a mi favor porque quizás tengo más posibilidades de llegar más alto, pero también estudiando, porque claro, si eres joven pero no estudias no llegas a ningún sitio. Estudiando hay más posibilidades de llegar antes a sitios más altos.


-¿Cual es el consejo más importante que le ha dado su padre?


(El padre pone un pie tras otro en el suelo en silencio, para que la grabadora no capte su presencia. Su necesaria presencia para llevar a la hija y a la cantara por el 'buen camino'. Celia me responde tímidamente sin dejar de mirar a su padre)

-¡Si, que tenga los pies en el suelo!

-¿Le daría miedo 'perderse'?


-Es que queda mucho hasta llegar a ser figura, pero si se estudia se va consiguiendo...


-¿Qué queda de la Celia que cantaba con siete años?


-Lo mismo, pero con más preparación, con más estudio. Sigo siendo igual, con un nivel más avanzado, pero igual.


-No eres una artista 24 horas al día, ¿no?


-No, solo cuando me subo al escenario. No tengo porqué serlo el día entero. Yo soy una persona normal y corriente.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.