• 19 de nov de 2018

Celia Romero, cantaora: "Intento que mi carrera siempre alumbre a la Lámpara como ella hizo conmigo"

17 mayo 2015

Celia Romero es una estudiante de educación infantil que comparte piso en Badajoz junto a tres chicas y que utiliza las redes sociales con la soltura de una nativa digital. Pero también es la cantaora más joven que se ha alzado con la Lámpara Minera en el Festival de La Unión en Murcia. La joven celia romeroque ya cuenta con un primer álbum en el mercado y que recibió el pasado 25 de abril el premio Ceder La Siberia por la mejor trayectoria cultural. Un reconocimiento del que se siente muy orgullosa "ya que es mi gente, con los que he trabajado desde que empecé pueblo por pueblo y con los que sigo haciéndolo. No tiene tanta repercusión a nivel profesional como otros, pero a nivel personal es de los más importantes para mí". Celia Romero es también la artista que el próximo Festival de Badasom unirá su arte junto a la fadista Dulce Pontes. En definitiva, Celia es una joven promesa que desde hace tiempo ya cumple con lo prometido.

--¿Qué le ha aportado el fado, si así ha sido, a su voz, a su forma de entender la música?

--Nunca he tenido el placer de adentrarme en ese estilo musical tan bonito. Hace unos años actué en Badasom y ahí fue mi primer contacto con el fado, escuchando a Carlos Do Carmo. Me llamó la atención porque es difícil al igual que el flamenco, y son estilos 'mu sentíos' y con pellizco. Espero tener la oportunidad de trabajarlo pronto con algún maestro de este género. Sin duda la oportunidad de poder compartir escenario, una noche, público y un festival de estas características con Dulce Pontes me ofrecerá como artista, y como persona un 'plus' a la hora de entender esa forma de expresar el dolor, la tristeza, en definitiva la 'saudade' de nuestro país vecino. Al igual que con el flamenco en el que escuchando se aprende y mucho, espero poder hacerlo también con el fado. No quiero que mi relación con esta música se quede en una noche, quiero aprender un poco más. Quiero seguir creciendo al amparo de todo tipo de expresiones artísticas que me puedan aportar. Con todo se crece, con cualquier tipo de arte y yo quiero seguir madurando.

--¿Qué podremos ver durante el Festival?

--Mi espectáculo será de corte clásico, ya que es lo que se pide en este Festival: unir el flamenco con el fado de donde sale una esencia maravillosa. Contaré con grandes artistas con los que haremos cantes como seguiriyas, cantes de Badajoz, cantes festeros, y acabaremos con una sorpresita. Así os invito a no perderos una fusión sobre el escenario con la que espero, que tanto Dulce como yo, podamos llegar a transmitir a todo el público. Estoy segura que surgirá en esa noche tan especial. A la guitarra estaré acompañada de Francis Pinto, a las palmas de mi hermano Félix Romero, y Juan Antonio Rodríguez, al piano Pedro Calero, y a la percusión Antonio Moreno. Como verá, ¡voy rodeada de grandes!

--¿En qué momento se encuentra su carrera ahora mismo?

--Me encuentro en un momento tranquilo en el que sigo preparándome, sigo estudiando para los festivales que se aproximan como Badasom. No me gustan las prisas, por lo que siempre intento hacerlo todo en su momento y sacar lo mejor de mi en el momento apropiado. A la vez, estudio Educación Infantil, por lo que intento compaginar lo mejor posible las dos cosas ya que tanto una como la otra me lleva mucho tiempo.

 --¿Qué le aporta la Celia Romero estudiante a la artista?

--El ser estudiante me mantiene con los pies en el suelo, y me enseña a mantener una disciplina que también es necesaria en mi carrera artística. Me gusta seguir teniendo el contacto directo acorde a mi edad. Ahora comparto piso en Badajoz con tres compañeras y ninguna de ellas está relacionada con el flamenco, ¡todo lo contrario! Y la verdad, aunque yo aspiro como cualquier otro artista a hacer más grande la afición por este arte, también agradezco el escuchar otras cosas, otros ritmos... Estudiar educación infantil me aporta como persona y también me recuerda que la carrera de una artista es larga o corta, pero sin duda, variable. Hay que estar preparada para todo lo que venga, por eso quiero seguir estudiando.

--¿Qué ha aprendido a lo largo de todos estos años?

--Son ya trece años subida en los escenarios, estudiando, viajando... ¡demasiadas cosas se aprenden! pero nunca todo. Le agradezco a la vida haber aprendido algunas cosas a edad muy temprana. Tenga en cuenta que con dieciséis años he tenido más mundo, por viajes, esfuerzos en mi carrera que otras chicas de mi edad. Con esa edad, dieciséis, conseguí la Lámpara Minera. Eso supuso para mi como persona y artista un 'boom' que gracias a mi familia supe llevar. El Flamenco me ha enseñando y siguen haciéndolo en muchas cosas que me ayudan, y que sobre todo me aportarán en el futuro, pero sobre todo como persona. En este mundo tienes que tener los pies en el suelo.

 --¿Tiene temor a algún cambio en su voz?

--Ningún temor, es más, doy gracias por el cambio de voz que he tenido en mi adolescencia y juventud. Las personas que nos dedicamos a esto tememos, a ciertas edades ese cambio, y que encima sea a peor. En mi caso debo decir que cambió y espero que lo siga haciendo pero siempre de forma positiva. A parte, los flamencos intentamos educar la voz preparándola para este tipo de cambios, trabajándola día a día. Por ejemplo, yo he estado acudiendo al logopeda y allí nos inculcaron una serie de ejercicios que diariamente sigo practicando aunque ya no acuda al médico. Estamos trabajando con músculos y éstos hay que ejercitarlos. Se necesita mucho trabajo, pero es evidente que esa facultad se tiene que tener. Con los años, se aprende, pero también físicamente se evoluciona.

 --¿Qué no volvería a repetir?

--No me arrepiento de nada. Lo hecho, hecho está. Si algo no me parece correcto, en el futuro intento modificarlo con lo aprendido anteriormente. No está mal caer en algo para aprender a hacer las cosas bien, con lo cual ya le digo no me arrepiento de nada en concreto pero es evidente que todos nos equivocamos alguna vez. Yo al menos siento que estos 'tropiezos' solo son peldaños a subir en la vida, oportunidades para seguir creciendo.

 --¿Qué cree que aporta su juventud al cante?

--Yo creo que el flamenco necesita gente joven con ganas de trabajar y disfrutar. Estoy segura, al menos es mi caso. Siempre no se tienen las mismas ganas porque hay días y días, pero es lo que intento. También intento transmitir al público lo que siento y que se aficionen a este arte tan vivo. ¡Necesitamos afición joven! es una alegría cada vez que me subo a un escenario y veo gente de mi misma edad entre el público. Gente joven que aguanta hasta el final del Festival. Por eso estoy de acuerdo con las fusiones, porque todo evoluciona y el flamenco tiene que hacerlo pero sin perder la raíz flamenca, su esencia. Las fusiones acercan el flamenco a los jóvenes y eso es positivo, pero que cuando se mezcle que haya más flamenco que otra cosa.

--¿Le ha pesado en alguna ocasión la Lámpara Minera en su carrera?

--De momento no, y espero que nunca se dé el caso. Es un galardón importantísimo que siempre intento defender como se merece. Intento que mi carrera siempre alumbre a la Lámpara como ella hizo conmigo.

 --¿Qué le hace falta al flamenco actualmente?

--Bajo mi punto de vista creo que lo que le falta al flamenco es humildad y trabajo. El futuro del flamenco somos los jóvenes de hoy y debemos seguir aprendiendo, caminando, mirándonos en espejos de grandes artistas que están donde están por su trabajo y su forma de ser. Siendo siempre uno mismo y no creyendo que se sabe todo, porque nunca podrá ser así, de esta forma es cuando se llega más lejos. También creo que al mundo del flamenco le falta mucho compañerismo, sobre todo en nuestra región, siempre lo recalco porque es algo que me molesta. Entre todos los artistas podemos ayudarnos a crecer y a crear un buen ambiente, de verdad que lo pienso y lo aliento, ¡a disfrutar juntos arriba!

 --¿Hacía donde le gustaría evolucionar ahora?, ¿cree que necesita cambiar algo?

--Estoy en un momento en el que mi tiempo de dedicación al flamenco es limitado, ya que me dedico a dos cosas porque recuerda que estoy estudiando, pero me gustaría pronto meterme de nuevo en un estudio para sacar un segundo disco del que ya tengo algunas ideas. Siempre me ha ido bien estudiando y trabajando, ambas cosas, con entusiasmo y muchas ganas de aprender. A parte pienso que la personalidad dice mucho en todo esto, tal como eres te aportará más o menos, pero es algo fundamental para que las cosas marchen bien.

 --Le hago la pregunta del anterior invitado, Eugenio Cantero: "¿Donde puede estar en su opinión la clave para triunfar en el flamenco?"

--La clave es ser uno mismo y ser constante con lo que queremos conseguir. Debemos perseguir los objetivos que nos marcamos en la vida para poder llegar hasta donde se quiera. No hay que desviarse del camino.

Artículo publicado en: http://www.elperiodicoextremadura.com/m/noticias/badajoz/celia-romero-cantaora-intento-carrera-siempre-alumbre-lampara-ella-hizo-conmigo_871565.html

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.