• 23 de ene de 2019

Entrevista a Salomé Pavón, cantaora y bailaora

‘La zambomba, como la voy a hacer, es la primera que se hace en Extremadura’

‘…, las zambombas las hago por los niños, por los mayores, y por mí misma, porque ese día, se convierte en algo muy especial para mí’.

10 diciembre 2018

QUEJÍOS:

‘…, las zambombas las hago por los niños, por los mayores, y por mí misma, porque ese día, se convierte en algo muy especial para mí’

‘Yo me traigo a ocho o diez de Jerez que son de familias de auténtico tronío’

A la zambomba flamenca y jerezana la proclamaron en 2015 Bien de Interés Cultural, como actividad de interés etnológico de esa zona del sur de Andalucía, auténtico sagrario del cante hondo. Esa reunión de vecinos en los patios de las casas, en torno a viandas, vino y villancicos aflamencados, que se remonta al siglo XVIII, vive cada año su momento de esplendor cuando llega la Navidad. Pero estas zambombas, que también se pueden encontrar en el resto de Andalucía, aunque en Jerez tenga su seña de identidad, también la podemos disfrutar en Extremadura. Amén de grupos formados por artistas extremeños como ‘La Troupe Flamenca’ que las hacen, y muy bien, también contamos con embajadoras de lujo de esta expresión artística y cultural, que por primera vez, en nuestra tierra, se embarca en esta aventura en el municipio de Fuente de Cantos. Ella es la cantaora y bailaora Salomé Pavón (Madrid, 1965). Juzguen ustedes si está preparada o no, para montar el próximo día 15 de diciembre una zambomba ‘al estilo de Jerez’ en la Plaza de la Constitución. Es hija del pianista y compositor Arturo Pavón por tanto, es sobrina nieta de Tomás Pavón y Pastora Pavón (La Niña de los Peines) Su madre, la tonadillera Luisa Ortega, le hace ser descendiente a su vez de grandes como El Planeta, Curro Dulce, El Gordo Viejo y otros nombres legendarios del cante gitano. Y para rematar también les recuerdo que es nieta de Manolo Caracol (su madre, Luisa, es una de los cuatro hijos del maestro) Creo que algo si puede decir respecto al flamenco…

¿Qué recuerdos tiene de las zambombas familiares?

Mi abuelo Manolo Caracol las hacía en mi casa. Recuerdo que venía toda la gente, como él tenía el Tablao Los Canasteros en Madrid, venían todos los artistas después de trabajar, incluso de otros Tablaos a celebrarlas. El día de Nochebuena daba una fiesta grande donde estaba todo el mundo: La Perla de Cádiz, la Paquera de Jerez, Cepero, Camarón… todos los grandes artistas, más otros que no eran famosos pero que también estaban en el cuadro del Tablao, y ese recuerdo para mí es muy entrañable. Y luego, ¿qué pasa? Que muere mi abuelo y mi madre y mi padre siguen haciéndola pero no para cenar, sino para después. A partir de la 1 de la mañana avisaban a todos los amigos ¡veniros a casa!, y allí estábamos todos hasta el mediodía del día siguiente. Uno traía una botella de vino, otro dulce, pestiños, un jamón…,

Una celebración familiar, ¡e histórica!

Claro, fíjese que las zambombas se llevan celebrando desde hace más de cien años en las corralas de vecinos, donde convivían gitanos y no gitanos, humildes viviendo en comunidad. Lo que se hacía era poner una candela en el patio. Algunas familias no tenían comida y entonces, unos llevaban un pavo, otro un potaje, y así se llegó a crear la zambomba. Si es verdad que se hacía en todos los sitios, pero también es cierto que en Jerez se ha proclamado bien de interés cultural.

¿Y cómo surge en usted tomar la iniciativa y ponerlas en marcha?

Ya, hace unos once años, la puse en marcha por primera vez en la Hermandad del Rocío de Triana en Sevilla. Fui la primera que lo hizo. La verdad es que lo hago porque es un recuerdo mío, familiar, y también porque hay gente que lo pasa mal en estas fechas…,  las Navidades también son tristes por esa gente que nos falta…, las zambombas las hago por los niños, por los mayores, y por mí misma, porque ese día, se convierte en algo muy especial para mí.

Y ahora en Extremadura…

El día 14 de diciembre, viernes, la hago en Triana con mis alumnas, mis amigos y lo celebro en mi Asociación cultural flamenca ‘Salomé Pavón Ortega’ con toda mi gente. Se paga una entrada para comida, flamenco y una copa… y cuando terminemos, nos vamos a mi pueblo querido, Fuente de Cantos. Estoy súper ilusionada y no sabes Palop, la gente también lo ilusionada que está. Yo creo que el pueblo ‘se va a echar a la calle’ viene la Asociación de Mayores, la Peña Flamenca que colabora, a parte de la gente que yo tengo y traigo: Encarni y Esther Benítez que son hijas de la Tía Mari, de la familia Parrilla, Terremoto. Yo me traigo a ocho o diez de Jerez que son de familias de auténtico tronío. También colabora el Coro del Patio, otro coro también de Zafra…, y todo a celebrar en la Plaza de la Constitución donde está el Ayuntamiento a las 20,00 horas. Habrá tres candelas, para que la gente no tenga frío, la comida y la bebida la ponen la Hermandad del Resucitado y de la Paz, a lo mejor puedes pagar 50 céntimos… pero estoy entusiasmada por la respuesta de Fuente de Cantos

La zambomba no deja ser una fiesta compartida, ¿no es así?

¡Claro, claro! Quiero que la gente tenga muy claro que no es una actuación como en un teatro. La zambomba es algo en el que todo el pueblo va a poder participar. Todos con panderetas, cantando villancicos, porque es que además, el ayuntamiento va a repartir media hora antes las letras de esos villancicos para que todos podamos cantarlos. Va a ser algo muy bonito. La zambomba, como la voy a hacer, es la primera que se hace en Extremadura. Además es una zambomba altruista. Lo que se recaude, con esos precios populares, va destinado a ayudar a las Hermandades.

Sabemos a la hora que empieza pero no a la que acaba…

(Se ríe) ¡Claro! empieza a las 20,00 horas, y se acabará…,¡cuando se apaguen las candelas…! Pero, ¡mire el ambiente festivo que va a haber!, porque ya a las 19,00 haremos un pasacalles cantando villancicos hasta llegar a la plaza donde se celebra. El año que viene si me gustaría, incluso, hacerlo con carros y mulas, donde la gente pueda ir echando comida, bebidas, para ayudar a la gente.

Vamos, ¡un San Isidro flamenco!

¡Sí, sí, eso!, ¡un San Isidro navideño!

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.