• 13 de dic de 2018

Entrevista Carlos Martín Ballester, presidente Círculo Flamenco de Madrid

‘En poco tiempo se han ido artistas fundamentales, y los echamos de menos’

‘Extremadura ha aportado, además de una variedad de estilos propios, con los tangos y jaleos como elementos cumbres, un deje especial a la hora de interpretarlos’.

08 octubre 2018

QUEJÍOS:

‘Los problemas que asolan a la Bienal de Sevilla son comunes a otros muchos festivales, cada uno con sus particularidades. Suelen carecer de una línea programática clara, y lo que es peor, tienen una escasa o nula iniciativa a la hora de proponer desafíos a los artistas, limitándose a recibir propuestas o contentándose con “estrenos absolutos” de vida efímera’

‘Extremadura ha aportado, además de una variedad de estilos propios, con los tangos y jaleos como elementos cumbres, un deje especial a la hora de interpretarlos’

El Círculo Flamenco de Madrid pone en marcha su primer Festival Flamenco en memoria de José Luis Gálvez Cabrera, fundador y socio de esta reunión de cabales de la que es presidente Carlos Martín Ballester (Madrid, 1974) que se  celebrará el próximo día 11 de octubre en el Auditorio Marcelino Camacho de la capital. Se le rinde, así homenaje, al que desarrolló una amplia actividad en muy distintos campos: ‘programador de la Sala Juglar, de donde nacieron dos discos extraordinarios de Canela de San Roque y Juan Moneo ‘El Torta’; autor del libro Aljibe Jondo sobre Diego Rubichi; presentador de numerosos conciertos y autor de resen?as, arti?culos y conferencias’ nos recuerda Martín Ballester. El presidente del Círculo Flamenco, con más de veinte años a sus espaldas coleccionando voces y música en un ‘baúl del tesoro’ en el que se entrelazan 1.500 cilindros de fonógrafo y 100.000 discos de pizarra, estará además el próximo viernes 26 de octubre en el Festival Otoño Flamenco’ de Fuente de Cantos, para presentar el segundo 'Volumen', compuesto de libro y dos discos, de su propia colección que en esta ocasión dedica a Manuel Torres. Como ven, hay más de un motivo para charlar con él. Pasen y lean.

¿Qué podrán disfrutar los aficionados que asistan al ‘Otoño Flamenco’?

Lo primero, he de decir que estoy encantado de poder estar de nuevo en tierras extremeñas. Los aficionados podrán conocer mejor la figura de Manuel Torres a través de la presentación del segundo volumen de la colección que lleva mi nombre, descubrir otra cara del personaje, y escuchar algunos de sus cantes. Además, con la enorme satisfacción de que José de la Tomasa y su nieto Manuel de la Tomasa recordarán con su cante las formas musicales de su antepasado.

¿Qué le aporta como aficionado el flamenco extremeño?

Extremadura ha aportado, además de una variedad de estilos propios, con los tangos y jaleos como elementos cumbres, un deje especial a la hora de interpretarlos.

¿Qué ha aprendido de Manuel Torre tras la publicación que ha realizado sobre su vida y obra?

He profundizado en la idea de que Manuel, antes de ser ese cantaor raro y enduendado, fue un profesional de amplio repertorio e intensa carrera, grabando a lo largo de la misma los cantes más en boga.

Ahora, además, se embarca en un nuevo proyecto. ¿Por qué y para qué sirve un Festival?

En nuestro caso, el I Festival del Círculo Flamenco de Madrid sirve para dar a conocer nuestras actividades fuera de nuestro hábitat natural: la reunión flamenca para un número reducido de aficionados. Además, es una ocasión ideal para poder mostrar una manera diferente de realizar un festival: desde la selección de los artistas, la duración del espectáculo, la escenografía, etc.

¿Qué ha sido lo más complicado?, ¿hay sitio en el panorama flamenco actual para más Festivales?

Como asociación cultural sin ánimo de lucro, lo más complicado ha sido encontrar un espacio donde poder celebrarlo sin poner en excesivo riesgo nuestros recursos. Finalmente, CCOO ha sido sensible a nuestra iniciativa y nos ha permitido celebrar el festival en el Auditorio Marcelino Camacho. Creo que sí hay espacio para otros festivales, y más aún en Madrid. Este primer año el cartel está muy volcado en el cante, y en figuras muy cercanas al homenajeado, pero estamos convencidos de que, si todo va bien, podremos demostrar en futuras ediciones nuestra particular filosofía flamenca.

La Bienal ha sufrido numerosas críticas por la inclusión de nombres como el Niño de Elche, ¿qué opinión le merece este tipo de Festivales donde, según las crónicas, ‘todo vale’?

Los problemas que asolan a la Bienal de Sevilla son comunes a otros muchos festivales, cada uno con sus particularidades. Suelen carecer de una línea programática clara, y lo que es peor, tienen una escasa o nula iniciativa a la hora de proponer desafíos a los artistas, limitándose a recibir propuestas o contentándose con “estrenos absolutos” de vida efímera. Tampoco tienen claro el concepto de jerarquía, haciendo compartir escenario a verdaderas figuras de nuestro arte, pagando cachés que no se atienen a la categoría del artista, o brindando espacios a quien no lo merece. Como estrambote, el apartado didáctico o de estudio del flamenco, suele despreciarse.

¿Qué balance hace de los cinco años del Círculo Flamenco de Madrid?

El balance es muy positivo. Hemos conseguido cumplir con una buena parte de nuestros objetivos: contar tanto con las principales figuras del cante actual, como con los jóvenes cantaores más destacados, sin olvidar a aquellos artistas que por distintos motivos han desaparecido de las programaciones, siempre con la calidad como único objetivo. El baile y la guitarra de concierto también tienen espacio en nuestra programación, al igual que todas aquellas actividades que consideramos necesarias para el mejor conocimiento de esta música: presentaciones de libros o discos, conferencias, debates, homenajes, etc.

¿Es difícil mantener el nivel?

No es fácil, al ser una asociación independiente sin subvenciones o ayudas. En poco tiempo se han ido artistas fundamentales, y los echamos de menos. En el flamenco, como arte vivo, seguirán surgiendo jóvenes y nosotros seremos solidarios con sus carreras.

Desde el Círculo Flamenco de Madrid se presenta una ‘programación complementaria que va más allá del mero disfrute del flamenco’, ¿qué aguarda a los aficionados en los próximos meses?

Pues como conciertos especiales, tendremos el del joven Manuel de la Tomasa con la guitarra de Nono Reyes, y el de Aurora Vargas con Diego del Morao. En el apartado guitarrístico, recibiremos a Jesús Guerrero, y también al Niño de Pura. Y finalmente, otras dos jornadas las dedicaremos a la presentación de dos estupendos libros de Silvia Cruz Lapeña y K. Meira Goldberg.

¿Qué es lo próximo que tiene en mente?

Pues además de seguir dedicado a los discos de 78 rpm (o discos de pizarra) en www.carlosmb.com, en primavera saldrá el tercer volumen de la colección de libro-discos, dedicado a Tomás Pavón y en el que recopilaré su obra discográfica, respetando el sonido original e incorporando dos cantes inéditos. Además, el libro contendrá un estudio mío sobre su vida y sus sesiones discográficas, y un profundo análisis de su obra a cargo de Ramón Soler, Norberto Torres y José Manuel Gamboa.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.