• 21 de sep de 2018

ENTREVISTA MARIA TOLEDO, cantaora y compositora

‘Una cosa es ser luchador y otra, ser avaricioso’

'Mi base, mi vida es el flamenco, pero tengo una mezcla de culturas y eso se plasma en mi música'.

18 junio 2018

QUEJÍOS:

'Mi base, mi vida es el flamenco, pero tengo una mezcla de culturas y eso se plasma en mi música'

 

'Cuando tienes una ambición desmedida.., en su justa medida es muy buena, está claro..., pero, mire, a mi me gusta ser como soy, saludar con cariño, tomarme algo aquí contigo tranquila.. esos titulares de ‘la reina’, ‘el rey del flamenco’…, no me gustan porque trabajo mucho, soy muy feliz y estoy muy a gusto así. No necesito esos calificativos ni los quiero'

 

'Lo que más me ha sorprendido de este mundo, es ¡lo poco que duermo!, cuando yo pensaba que cantar era sinónimo de vivir bien, dormir..., (se vuelve a reír) También, de lo pendiente que tiene que estar el artista para que las cosas salgan bien. Porque a veces delegar, es fallar. A veces'

¡Yo quiero

¡Yo quiero venir a cantar aquí!, ¡aquí, donde estamos comiendo! Con la misma naturalidad que extiende sobre el escenario la ‘marca de la casa’ que son sus uñas rojas o despliega el flamenco más contemporáneo sobre el piano, habla, se expresa, te canta con palabras, María Toledo (Toledo, 1983).

Vuelve a Extremadura y quedamos en Mérida, para vernos, para compartir momentos, sensaciones, y quedamos frente al Templo de Diana donde vuelve a insistir: ¡yo quiero cantar aquí! Y estoy segura, de que a cualquier vestigio monumental, testigo del desarrollo que está viviendo la capital extremeña, no le importaría acoger entre sus piedras, el quiebro de la voz y la frescura de esta artista. Surge esta entrevista y hablamos de una cita: el próximo viernes día 22 en el Teatro López de Ayala. En la capital pacense podremos disfrutar de su último disco ‘Magnética’ donde homenajea a los grandes flamencos contemporáneos rompedores: ‘yo creo que Las Grecas, los Chichos…, eran flamencos. No hacían, a lo mejor, los cantes del árbol genealógico del cante pero sí hacían flamenco’, aunque luego se apresura a recordarme que no se bajará del escenario sin cantar sus alegrías, su soleá, o sus tangos extremeños. Ella no se irá sin haberlo dado todo, como siempre, pero nosotros tampoco podemos dejar de asistir a otra puesta de largo de una mujer, que siente por Extremadura ‘puro magenetismo’. Casi, casi lo mismo que nosotros por ella. Pasen y lean.

 

¡Qué bien que haya vuelto María…!

¡A mí me gusta Extremadura! Si no, no vengo..., porque es una tierra de mucho flamenco. Un lugar donde se apoya el cante, casi al mismo nivel que en Andalucía y gusta mucho, por eso vuelto. ¡Si es que hay hasta mucha gente que me pregunta si soy de aquí!, porque con eso de que siempre canto los tangos extremeños..., y yo: ¡no, que soy de Toledo! (Se ríe) ¡A mí me gusta Extremadura! Si no, como le decía, si no, no vengo.

 

¿Por qué ‘Magnética’?

 

‘Magnética’ es una palabra que transmite ese magnetismo, ese poder de atracción que tienen esos artistas a los cuales versiono. Es un disco 'homenaje' y lo he querido hacer con los flamencos, con los míos. Este disco marca la banda sonora de mi vida, necesitaba marcar ese tributo a los flamencos que son los que han hecho que sea lo que hoy soy. ‘Magnética’ es la esencia del electromagnético sonido del Hammond, instrumento que a partir de los sesenta amplificó los conceptos en el sonido del jazz, el rock, el pop y el funk, entre otros mundos posibles; pero también es ese sentimiento, esa admiración que siento por el carácter flamenco de Camarón, la personalidad de Rocío Jurado o la modernidad de Las Grecas para evolucionar.  Este disco, ‘Magnética’ es una fórmula para construir caminos hacia el futuro, a partir de sentimientos del pasado.

 

¿Por qué este disco de versiones?

 

Era una propuesta que quería hacer desde hace tiempo; tenga en cuenta que mis discos anteriores eran de canciones propias, pero me lo pedía el cuerpo. Estos son genios que quiero que la gente de mi generación conozca ahora que están vivos, como Pedro Cepero, El Pele, Carmen la de Las Grecas…, me sentía como en deuda.

 

El 20 de junio, Madrid, 22 en Badajoz., el 12 de julio en Rabat, Marrruecos, Huelva, Almuñecar..., ¿y después de esos conciertos?

 

Después de esos conciertos me pongo con mi quinto disco. Vuelvo a mi etapa de compositora más que nunca, porque todas las canciones del disco están compuestas por mi. No es flamenco, es María Toledo total. Yo al piano y mis canciones basadas en la armonía flamenca, con inspiración flamenca, salvo tres palos de flamenco exactamente.

 

¿Y porqué tantas ganas de volver a sí misma?

 

Porque me apetece cantar mis propias canciones. Cuando las canto recuerdo a quien las compuse, el porqué las compuse, y eso me inspira mucho a la hora de cantar.

 

¿Pero por qué necesita volver a sus inicios?

 

Porque 'Magnética' es como un tributo, una manera de valorar a esos flamencos que aún no están tan valorados como deberían estar. Es un disco de agradecimiento, pero a mí lo que me gusta es componer, y componer implica mucho tiempo. Pero tengo claro que mi próximo disco serán composiciones propias a todo lo que he dado. Será María Toledo en estado puro que es flamenca. Yo nunca voy a dejar de ser flamenca porque yo me siento así. Yo soy una persona que escucho flamenco diariamente. Tengo una discografía de la Niña de los Peines que de verdad, es una maravilla, y sigo escuchándolo diariamente. Mi base, mi vida es el flamenco, pero tengo una mezcla de culturas y eso se plasma en mi música.

 

¿Le gustaría llegar a algún sitio que no haya llegado con los anteriores trabajos?

 

No, yo no quiero llegar a nada. No aspiro, cuando era una niña era muy ambiciosa, pero la ambición te vuelve loco. Nunca vas a ser el mejor, nunca nadie es el mejor. Siempre habrá alguien que hará algo mejor que tú, siempre. La ambición es una locura porque si siempre estás con el ‘quiero ser, quiero ser’ …, es tan desmedido... Una cosa es ser luchador y otra, ser avaricioso. Son términos diferentes, ¿sabe? Cuando tienes una ambición desmedida.., en su justa medida es muy buena, está claro..., pero, mire, a mi me gusta ser como soy, saludar con cariño, tomarme algo aquí contigo tranquila.. esos titulares de ‘la reina’, ‘el rey del flamenco’…, no me gustan porque trabajo mucho, soy muy feliz y estoy muy a gusto así. No necesito esos calificativos ni los quiero.

 

¿Qué es lo que más le ha sorprendido del mundo del flamenco?

Lo que más me ha sorprendido de este mundo, es ¡lo poco que duermo!, cuando yo pensaba que cantar era sinónimo de vivir bien, dormir..., (se vuelve a reír) También, de lo pendiente que tiene que estar el artista para que las cosas salgan bien. Porque a veces delegar, es fallar. A veces.

 

¿Ha tenido alguna mala experiencia?

No, porque nunca he delegado al cien por cien. No he tenido ningún mánager malo, nunca me han engañado, siempre me han dicho la verdad. Pero asevero lo dicho anteriormente.

 

Y seguimos apurando algunas tapas mientras la mirada de María Toledo se vuelve a perder en la majestuosidad del Templo de Diana. 'Perdona mi incultura', me dice de pronto, 'pero me he quedado encantada con Mérida! Siempre lo asociamos con el Teatro Romano que es, imagínate, impresionante, pero es que tiene muchísimos más lugares. ¡Yo no sabía que existía esto!, ¡estoy alucinada!.

María Toledo auténtica y siempre en estado puro. Pues bienvenida seas artista, ésta y mil veces más. Aquí te esperamos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.