• 15 de oct de 2018

Rafael Amargo, bailaor: «A esta noche del día 30 en Mérida no se puede faltar»

Baila con Extremadura y lo hará con ese gusto por la vanguardia y lo extravagante que le caracteriza.

17 junio 2017

Baila con Extremadura y lo hará con ese gusto por la vanguardia y lo extravagante que le caracteriza. Rafael Amargo (Granada, 1975) llega a Mérida el próximo día 30 de junio al Centro Cultural Alcazaba de la capital extremeña, acompañado de un buen puñado de artistas conocidos y reconocidos de Extremadura y de Madrid: Maite Maya, Pablo Molina e Ismael Solomando al cante; al toque Juan Manuel Moreno, Manolín García y Camarón de Pitita; al piano Eugenio Simoes, en la flauta Ostalinda Suárez, percusión de Antonio Maya, violín de Diana Vara y el baile de Carmen La Parreña y Jesús Ortega. Casi ná. No se pierdan este espectáculo porque al margen del flamenco, el compás, las ganas de uno y de los otros, y todo lo que los aficionados saquemos de esos momentos cara a cara con el flamenco habrá espectáculo, con todas las letras. Amargo endulza cualquier noche de compás, entrega y arte, y ésta, no será diferente. Apunten en su agenda, esta cita.
–Rafael Amargo ‘Baila con Extremadura’, ¿y como baila esta tierra?

–Extremadura es una tierra con una estirpe, con un pueblo gitano y con una afición muy buena. En Extremadura se baila con mucho arte, mucho duende y hay una forma de hacer unos palos flamencos que solo pasan allí, porque han sido sus gentes los que han permitido que eso fuera así. Yo adoro a Extremadura.

–¿Qué podrán encontrar los aficionados esa noche?

–El espectáculo que se van a encontrar es una suite flamenca de músicos de Madrid, con la mayoría, paisanos extremeños. Paisanos que van a estar con nosotros en el escenario y con los que vamos a compartir una noche mágica con sabor extremeño. Hemos querido fusionar al pueblo madrileño y al extremeño, y se van a encontrar un espectáculo donde se hace un recorrido a través de los palos más significativos de este arte. Sinceramente, creo que a los aficionados al flamenco le va a compensar acompañarnos. Espero que así sea.

–Dígame en tres palabras porqué no podemos faltar el día 30

–¿En tres palabras? Bueno, pues por apoyar a la cultura, que siempre es importante, uno. Por perderse en una noche mágica en la que poder disfrutar de un modo flamenco, dos. Y tres, para ayudar a incentivar a que los jóvenes de hoy en día sigan ayudando a conservar la tradición. A esta noche del día 30 en Mérida no se puede faltar.

–Usted es un amante de lo vanguardista, de lo extravagante, ¿no da vértigo vivir con esa atracción fatal por todo lo que huela a diferente?

–Yo soy, como bien dice, un amante de lo extravagante, pero sobre todo amante de la cultura general y de mi arte, que tiende mucho más, hablando en términos pictóricos, a lo abstracto, a lo naif, mucho más que a la pintura clásica. Igual me pasa en el flamenco. No me da vértigo esa atracción hacia lo que es diferente, es más, siento muchísimo gusto de la manera que lo hago porque incluso haciéndolo así, sigue siendo flamenco.

–Sigue bailando, sigue trabajando como director artístico y sigue creando, ahora, como diseñador de moda. ¿Qué busca en esta nueva etapa?

–La creatividad muchas veces no tiene ni fin ni fondo. Conocí a unos productores textiles en Italia durante la grabación del programa que hago en la RAI 1, y nada, aquí estoy con Amor Amargo una colección de ropa fantástica, ¡con la que tenemos que salir adelante! Siempre busco pasármelo bien.

–¿Cómo es su colección ‘Amor Amargo’?

–Amor Amargo tiene cuatro líneas muy distintas. Una línea más deportiva, otra que acoge a todo tipo de vaqueros, la dedicada a la camisería, a las chaquetas sastre, y otras piezas que son mucho más locas como pueden ser la levita, la chilaba, la capa…, que son más tradicionales y que las volvemos a poner de moda con un cambio en el tejido.

–Hace unos meses ha sufrido un despido improcedente, según su abogado, de una revista en Madrid. También ha dado varias entrevistas dando a conocer su bisexualidad, ¿qué precio se paga cuando las botas se salen del tablao y bajan a la arena de otro tipo de espectáculo?

–Mire, muchas veces me toca apagar el fuego en momentos en que la cosa está que arde, pero soy un tío de calmar fuegos. Una persona muy noble, al menos así me considero, y creo sinceramente que quien me quiere, sabe que soy así. Nada más.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.palopflamenco.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.palopflamenco.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.